Contraloría detectó nuevas irregularidades en construcción del Estadio Ester Roa en Concepción

Berger pondrá los antecedentes a disposición de la Comisión de Deportes.


Berger
Un rol más activo del Gobierno para cautelar los recursos del Estado que fueron dilapidados en la construcción del Estadio Ester Roa de Concepción, demandó el diputado y miembro de la Comisión de Deportes, Bernardo Berger.

Esto luego de conocerse la semana pasada un informe de la Contraloría General de la República que confirma una serie de irregularidades en el proceso de licitación y ejecución del obras del recinto deportivo que incluirían incumplimientos, eventual pago de sobreprecios y violaciones a las normas administrativas.

El punto más polémico del caso, son las butacas que costaron cada una más de 100 mil pesos, es decir, unas 7 veces su valor real. En septiembre de 2014 se adjudicó por trato privado la normalización global del estadio por parte del municipio, luego de dos licitaciones públicas fallidas por parte del IND.

El diputado añadió que la obra global valía entre 19 mil y 22 mil millones de pesos según los dos intentos anteriores,  pero finalmente terminó costando 30 mil 560 millones de pesos; “o sea se pagaron 10 mil millones de pesos extras”.

Por eso, a juicio de Berger “el último informe de la Contraloría es categórico que aquí hubo una serie de irregularidades en torno la licitación. No se respetaron las bases, quedan serias dudas respecto de la pertinencia al llamado en la forma en que se hizo, en fin una serie  de cosas que hasta ahora el Gobierno no ha explicado en su rol de garante”. 

Berger agregó que el Ministerio del Deporte tiene un rol protagónico en este sentido, en materia de cautelar los recursos que van destinados a deportes, por lo cual invitó nuevamente a la ministra del ramo a que consensuaren una fórmula para investigar a fondo lo sucedido.

El último hecho que se suma a las denuncias, habría ocurrido el 25 de enero pasado, en que se hizo una modificación al contrato con la empresa para, presuntamente, hacerlo coincidir con el tipo de butacas instaladas y entregadas 10 meses antes, las que debían ser no inflamables –con material retardante de fuego- pero que ahora no lo son.

Por estos nuevos antecedentes, en torno al estadio penquista el diputado RN anunció que pondrá los antecedentes a disposición de la comisión parlamentaria este jueves.