Aumentarán competitividad del sector artesanal textil de la Región de Los Lagos

Mediante un proyecto entre Fundación Artesanías de Chile,  INIA Remehue y la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) se busca articular la oferta y demanda de materias primas.

Con el objetivo de agregar valor a la cadena de producción textil artesanal de la Región de Los Lagos, Fundación Artesanías de Chile y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), impulsan un proyecto que busca articular la demanda de tejedoras con la oferta de lana de oveja, facilitando el acceso al mercado a los productores locales.

Lo anterior, con el financiamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), donde se  busca proporcionar materia prima a quienes forman parte de la red de Artesanías de Chile, consistente en (aproximadamente) 8 toneladas de lana al año en una primera etapa,  encadenando la oferta regional.

Para ello, se encuentra en proceso la implementación de un banco de lanas en la Región de Los Lagos, mediante un mecanismo que garantice el acceso a materia prima de buena calidad y promueva la participación en este mercado a los productores de la zona en condiciones adecuadas.

Josefina Berliner Duque, directora ejecutiva de Fundación Artesanías de Chile  explicó que la iniciativa permitirá conectar los eslabones de la cadena de valor,  un punto crítico que en la actualidad resta  competitividad del sector artesanal textil en el sur del país. 

“Este proyecto nace de la inquietud de las artesanas que ejercen el oficio textil tradicional por  acceder a materia prima de buena calidad y a un precio estable durante el año. Esto, debido a que los pequeños volúmenes de compra, el escaso capital de trabajo y a la informalidad del sector, generan incertidumbre en relación al abastecimiento, existiendo además proveedores que son a la vez revendedores, encareciendo el producto. Esta dificultad influye en el tiempo y en la capacidad de producción, en la calidad de los productos finales y en el precio de venta de las piezas. Es un modelo del cual no existen referentes de similar escala a nivel nacional, por lo cual estamos trabajando mediante una metodología empírica y de construcción del modelo, considerando las realidades de los distintos actores involucrados, tanto de artesanos como productores. Siempre con la visión de que en un futuro sea un modelo sustentable y que permita el desarrollo local” destacó.

Se habilitarán dos centros de acopio o bancos de lana; el primero ubicado en el predio de INIA Butalcura en la comuna de Dalcahue (Chiloé), y  un segundo en la ciudad de Puerto Varas. Para ello se contempla el reclutamiento de una red de proveedores de lana de oveja según los requerimientos del sector artesanal, todo ello en base a un modelo de gestión que permanentemente abordará los espacios de mejora.

El director regional de INIA, Rodrigo de la Barra,  señaló la importancia del proyecto señalando que “valorizar los subproductos de la producción ovina sin duda es determinante en la rentabilidad del rubro y por ello nuestros esfuerzos tecnológicos no deben ir  sólo al cordero”.

Cabe mencionar que paralelamente INIA realiza diversas iniciativas de valorización de sub productos ovinos en la región, tanto en Chiloé como en San Juan de La Costa, que han involucrado procesos de aprovechamiento de la lana y el cuero, entregando nuevas capacidades a pequeños productores de la zona.

Elisa Barría L. / INIA – Foto: Fundación Artesanías de Chile