Berger (RN) respaldó iniciativa que elimina “odiosa” distinción entre obrero y empleado

Proyecto se discute esta semana en la Cámara Baja.

Eliminar la distinción “odiosa” entre obrero y empleado, es a juicio del diputado Bernardo Berger (RN), una urgencia para poder mejorar la igualdad en la accesibilidad a los beneficios laborales y de salud.

El legislador así lo aseveró en el marco de la discusión de los proyectos de ley refundidos que modifican la Ley n° 16.744, que establece normas sobre accidentes del trabajo y enfermedades profesionales, con el objeto de eliminar la distinción entre empleados y obreros, que se discutirán esta semana en la tabla de sesiones de la Cámara de Diputados.

“Pese a una serie de modificaciones en la década de los 80, persiste la distinción entre empleado y obrero, lo que a todas luces es atentatorio contra los principios de igualdad ante la ley, y no discriminación. Esto tiene aún efectos en nuestro país, sobre todo en la accesibilidad a las prestaciones de atención a través de mutualidades, lo que claramente carece de sentido”, señaló.

Por lo anterior, Berger se manifestó proclive a eliminar esta distinción e indicó que “la aprobación de estas mociones refundidas debe realizarse sin mayores dilaciones, ya que el primer proyecto presentado en este sentido fue durante la administración del presidente Piñera en el año 2013 y hasta hoy no ha visto la luz”.

Finalmente, el parlamentario manifestó que “lo esencial es eliminar rápidamente esta odiosa discriminación arcaica e indigna para que los trabajadores gocen de un trato igualitario en materia de prevención en salud”.