Niños de Isla Caguach aprenden sobre medicina alternativa  

El taller de interculturalidad, dirigido a Educandos de la escuela rural La Capilla de Caguach comuna de Quinchao, busca rescatar la medicina ancestral a través del aprendizaje de las futuras generaciones. La iniciativa se realizó en el marco del plan anual del Programa Especial de Salud y Pueblos Indígenas PESPI que funcionarios del Servicio de Salud Chiloé ejecutan en la red sanitaria.

Una jornada de interculturalidad se realizó en la ruca de la comunidad indígena Las Dalias de Isla Caguach, comuna de Quinchao, en el marco del Programa Especial de Salud y Pueblos Indígenas que surge desde el Ministerio de Salud con el propósito de contribuir al mejoramiento de la situación de salud de los pueblos originarios, a través del desarrollo de un modelo de salud con enfoque intercultural.

En Chiloé existen un total de 17 comunidades indígenas beneficiadas las que reciben recursos a través del programa PESPI, actividades que incluyen este año, entre otras, jornadas de inducción intercultural que buscan -además de incorporar la participación activa de los pueblos originarios en la formulación y evaluación de los planes de salud Intercultural en la Red Sanitaria del Servicio-  generar acciones que permitan contribuir a que las futuras generaciones aprendan de los saberes y conocimientos de sus antepasados.

Raúl Hernández, referente del programa PESPI del Servicio Salud Chiloé, junto a la encargada de Salud Intercultural del Departamento de Salud Municipal (DESAM) de Quinchao Mónica Gallegos, comprobaron en terreno el gran entusiasmo de los educandos por participar del taller y el compromiso con sus orígenes. Mencionó que la comunidad indígena “Las Dalias” y los niños de la escuela básica del sector, participaron activamente de este  taller inserto en el plan anual de Salud.

“En la oportunidad los niños conocían las plantas medicinales y ya se encuentran en el proceso de elaborar sus plantas para injertarlas dentro de su hogar. Forman parte de un trabajo de  17 comunidades indígenas que a través de muchos años vienen elaborando la medicina ancestral con nosotros; una labor enriquecedora que va al rescate a la medicina ancestral”.

El profesional Raúl Hernández señaló, por otro lado,  que este año el programa PESPI dependiente del Servicio Salud Chiloé trabajará con un plan piloto con los Centros de Salud, Departamentos de Salud Municipal (DESAM) y Hospitales, con el propósito de apoyar a los Centros de Salud que tengan una experiencia en salud intercultural  y así replicarlas, siempre enfocadas en actividades que aportan a la recuperación de la identidad Huilliche y su medicina ancestral. “Es un trabajo enriquecedor y que tras años  ha traído un sinfín de beneficios para las comunidades indígenas de Chiloé.

Yerko Millán uno de los participantes y estudiante de sexto año básico de la escuela rural del sector se mostró feliz por la posibilidad que tuvo de aprender remedios enseñados por las adultos mayores. “Algunas hierbas no las conocía pero estoy muy contento de haber conocido como se elabora los gotarios relajantes que lleva la salvia, el toronjil y la cuncuna, escogimos las mejores hojas y luego lo pusimos en un frasco y lo  mezclamos con agua ardiente, luego se deja reposar por quince días”, señaló.

Luisa Leviñanco, presidenta de la comunidad indígena Las Dalias destacó el trabajo del equipo de salud y el compromiso de los estudiantes. “Estamos realizando esta actividad para enseñarles, la idea es que esta práctica no se siga perdiendo en el tiempo para que los niños sigan la trascendencia, nosotros queremos rescatar nuestras tradiciones. El programa nos ha apoyado bastante, hicieron su ruca, tienen una feria de intercambio de remedios que se realizará en la Fiesta de Jesús de Nazareno”.

Leonel Cárdenas docente de la escuela La Capilla indicó “es una actividad muy bonita donde se transfieren estos aprendizajes, los niños de esta Isla tienen una amplia gama de conocimientos, que se complementan con lo que le enseñamos en la escuela sobre la  lengua indígena; la idea es que no se pierda y que siga de generación en generación”.

Por su parte Mónica Gallegos, facilitadora intercultural del DESAM de Quinchao mencionó su gratificación luego de cinco años de trabajo con las comunidades. “En estos momentos estoy trabajando con dos comunidades indígena de Isla Caguach y me siento feliz porque les ha servido para que ellos se unan en relación a la medicina, además de todas las otras actividades como la celebración del We Trupantu, visitas domiciliarias, etc. Respecto a los desafíos para este año, Gallegos indicó que se espera consolidar la red de salud intercultural y continuar uniendo las dos medicinas”.

Raúl Hernández, profesional del Servicio Salud Chiloé, destacó la labor que se está desarrollando entre el DESAM de Quinchao y las comunidades de la Isla en la que los pacientes atendidos en la posta, son derivados por parte del médico o profesional de atención a la Lawentuchefe (Persona del pueblo Huilliche, conocedora de las propiedades curativas de las distintas Hierbas medicinales) para poder tener las atenciones con  medicina ancestral”. En este sentido, el referente del programa PESPI del Servicio Salud Chiloé  detalló que en la oportunidad se realizó la entrega de camillas a las comunidades beneficiadas (Las Dalias y Piedra Funda) para que realicen las atenciones en sus respectivos fogones de Salud Intercultural emplazados en un sector aledaño a la Capilla de la localidad.

Cabe consignar que el programa apunta a incorporar la participación activa de los descendientes de los pueblos originarios en la formulación y evaluación de los planes de Salud Intercultural en la Red Sanitaria del Servicio, generando de esta manera acciones que permitan contribuir a mejorar la calidad de vida a través de distintas estrategias.