Quién es Barbara Henry Da Bove, la primera presidenta de la Cámara de Comercio e Industrias de Valdivia

Arranca el período del nuevo directorio del gremio que por primera vez en más de cien años de vida será encabezado por una mujer. “Quiero que el apellido de mi madre se reconozca”, afirma la principal responsable de la Cámara.

Bárbara Henry Da Bove (54 años), se ha convertido en la mañana de este martes en la primera presidenta de la Cámara de Comercio e Industrias de Valdivia (CCIV) durante la sesión de constitución de la nueva directiva por los próximos dos años realizada en el Club de La Unión.

Estoy muy contenta y orgullosa por las mujeres. El equipo que hay en la CCIV es muy buena onda, todos te quieren ayudar y apoyar y eso hace que una quiera trabajar. 

Yo soy valdiviana, mi familia siempre ha sido de Valdivia. Estudié ingeniería en administración de empresas y he trabajado acá toda mi vida como corredor de bolsa ―desde los veintiséis años en distintos bancos ―y como gerente en corredoras de bolsa a cargo de todo el sur. Hoy día trabajo para el Security. Conozco mucha gente porque me ha tocado trabajar harto y ahora lo hago de forma independiente. Por ese mismo motivo puedo aceptar el desafío de ser presidenta. Si tuviera que cumplir un horario y trabajar en una oficina no podría probablemente.

Mi meta es que todos trabajemos en un ambiente cálido, cooperativo y de buena energía. Me gustaría traer personajes importantes, tenemos una ciudad linda a la que le podemos sacar mucho más partido junto a las autoridades. No dejar a nadie fuera. Creo que todo el mundo es importante.

Una es madre y quiere sumar a todos, ese es mi sello diferenciador. Es súper distinto, no ves a nadie como enemigo, sino que todo suma porque aprendes a querer a todos tus hijos de manera distinta. Las mujeres tenemos esa capacidad de integrarnos más fácilmente. Al menos así ha sido mi vida, me encanta estar con gente. Soy súper sociable y me encanta escuchar a todo el mundo. Si en eso podemos ayudar un poquito a tanta gente que necesita trabajo en Valdivia y lograr una mejor calidad de vida, conectividad y alcanzar una buena presidencia para estos dos años.

No creo que la CCIV tenga una deuda con la ciudadanía de Valdivia, sino que efectivamente hoy vivimos un tiempo en donde todo se hace a través de sinergias. Todos somos importantes y tenemos que apoyarnos para lograr tener una visión común de nuestra sociedad. Juntos, con toda la ciudadanía valdiviana, podemos hacer que esta ciudad siga creciendo muchísimo más de lo que ha crecido. Valdivia pasó por un período de mucha bonanza y después cayó. Hoy hay que sumar más gremios que apunten sus ojos a esta región para que haya más trabajo. Y que los empresarios que están haciendo negocios tengan las herramientas para poder sacarlos adelante y no les pongamos trabas. En el fondo, es eso lo que busca la Cámara.

Por su parte, el ex presidente Rodrigo Echevarría, declaró que durante su gestión de cuatro años se avanzó muchísimo y que la base sobre la que se debe trabajar de ahora en adelante “es la posición de la CCIV como referente de opinión ante la comunidad y las autoridades”.  

91 lecturas