CORMA solidariza con contratistas y trabajadores afectados por nuevos atentados en sur del país

La Corporación Chilena de la Madera –CORMA- expreso hoy su solidaridad con los empresarios y trabajadores forestales afectados por los últimos atentados registrados en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, manifestando que “ven amenazada su integridad física y fuente de trabajo en situaciones que se reiteran y que constituyen graves afectaciones a las libertades fundamentales de las personas y al normal funcionamiento del estado de derecho”.

El siguiente es el texto de la declaración pública, del presidente de CORMA, Fernando Raga.

Ante la nueva ola de atentados a faenas forestales en las regiones de Los Lagos y de Los Ríos, la Corporación de la Madera solidariza con los empresarios y trabajadores afectados, que ven amenazada su integridad física y fuente de trabajo, en situaciones que se reiteran y que constituyen graves afectaciones a las libertades fundamentales de las personas y al normal funcionamiento del estado de derecho.

La Corporación de la Madera nuevamente hace un llamado al Gobierno para que adopte medidas excepcionales, distintas a las aplicadas hasta ahora, ya que no han mostrado eficacia, orientadas a desarticular a las bandas armadas violentistas que circulan impunemente, causando daño a las actividades productivas y sembrando el temor en la población, particularmente en la más expuesta: los trabajadores y sus familias.

Es deber del Estado tomar medidas efectivas que garanticen el orden público, lo que no se está logrando por la vía de repetir lo hecho hasta ahora.

Es claro que para resolver los problemas de violencia rural es necesario abordar una diversidad de medidas en los ámbitos sociales y productivos, pero necesariamente una de ellas debe ser fortalecer la capacidad de acción específica para neutralizar grupos violentistas que con su accionar privan a las personas de sus derechos constitucionales a trabajar y vivir en paz.”