“La Nueva Carretera Austral”: analizan impactos del proyecto Fibra Óptica Submarina

Se esperan beneficios geopolíticos, económicos, científicos y en el ámbito de la salud y educación, entre otros.

Autoridades del ámbito científico, médico, geopolítico y académico participaron en un encuentro organizado por el Instituto Antártico Chileno(Inach) en Punta Arenas, en el cual analizaron el impacto del Proyecto Fibra Óptica Austral (FOA).

El evento contempló una visita al barco científico GeoExplorer, cuya misión es definir el trayecto exacto por donde se instalará latroncal submarina de fibra óptica de casi 3.000 kilómetros y tendrá una capacidad de 16 TB.

El intendente de Magallanes, Christian Matheson, comentó que “este proyecto que nos hace soñar, nos permite mirar al futuro con optimismo. Estamos dando un paso significativo hacia adelante, que nos abre múltiples puertas para mejorar las atenciones médicas y hacerlas más oportunas, para promover la innovación, y fortalecer aspectos educativos en colegios e instituciones de educación superior”.

Asimismo, agregó que “la tecnología estará a nuestro favor y nosotros sabremos aprovecharla.
A todos quienes están trabajando en este proyecto tan significativo para Magallanes, les deseo éxito, y les pido, en nombre de los habitantes de la región, que pongan todo su esfuerzo para lograr los objetivos propuestos, porque sepan ustedes que todos quienes vivimos en Magallanes estaremos agradecidos de poder contar con esta fibra óptica que, estoy seguro, mejorará nuestra calidad de vida de manera insospechada”.

Hay que recordar que el Consejo de Desarrollo de las Telecomunicaciones adjudicó a CTR la construcción del tramo submarino de fibra óptica desde la región de Los Lagos hasta Magallanes en alianza conHuawei, quien proveerá la solución completa de la red de fibra óptica submarina, utilizando su avanzada plataforma universal de 100G.

Con este proyecto la zona austral de nuestro país podrá depender exclusivamente de territorio chileno en cuanto a conexiones de telecomunicación; contrario a lo que ocurre en la actualidad, donde la fibra óptica pasa por Argentina desde Osorno hasta Puerto Williams. De esta manera, se facilitará la conectividad digital de personas, empresas y entidades del sector público y privado.

Innovación e integración digital

Por su parte, el director de CTR, Iván Rodríguez, destacó que “en el siglo XIX y XX, la infraestructura y soberanía de un país se concebía con caminos, puentes y túneles. En el siglo XXI, la fibra óptica es la nueva infraestructura, porque el mundo se mueve y se comunica en bits”.

En este mismo orden de ideas, Patricio Morales, Gerente General de CTR, agregó que “estamos orgullosos de construir la “Nueva Carretera Austral de Chile”, y con mucha satisfacción, podemos decir que será un aporte al desarrollo de nuestro país, en especial a las regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes, siendo un hito en la integración digital de Chile con el mundo”.

El gerente de Asuntos Públicos de Huawei, Marcelo Pino, puntualizó que para la compañía “es muy importante participar en este proyectoque promoverá la innovación y el desarrollo económico en la región austral de Chile, aportando con experiencia y tecnología”.

Ciencia y Salud

El proyecto FOA generará positivos impactos, desde geopolíticos y económicos a científicos y en el ámbito de la salud.

En relación con este último punto, el Dr. Claudio Barría, director del Hospital Clínico Magallanes, destacó que uno de los efectos concretos del proyecto FOA es que va a mejorar la calidad de vida de los magallánicos. “Actualmente las atenciones médicas demandan el acompañamiento de muchos exámenes que efectivamente corroboren los diagnósticos. Desde esa perspectiva el mejoramiento de la conectividad con la fibra óptica nos permitirá avanzar en temas como el trabajo más rápido con la red asistencial y la transmisión de imagenología”.

En tanto, el director del Inach, Marcelo Leppe, destacó que la fibra óptica permitirá dotar de conectividad en la Antártica. “Actualmente hay temas como el impacto del cambio climático, respecto de lo cual y para efectuar mediciones necesitamos redes de sensores en tiempo real. Eso requiere contar con centros de Big Data y computadores de alta performance”.

Actualmente el barco GeoExplorerestá estudiando el suelo marino, con el fin de trazar el trayecto de la fibra óptica submarina y generar la información necesaria para la construcción de ésta y de los sistemas de repetición. Está previsto que a fines de 2019 entreguen el proyecto a CTR, para que comienza la operación comercial a partir del año 2020.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest