Ministros de Hacienda y Trabajo firman inédito programa público-privado “Talento Digital”

Los ministros de Hacienda, Felipe Larraín, y de Trabajo, Nicolás Monckeberg, firmaron un inédito programa público-privado “Talento Digital”, iniciativa que permitirá cerrar la brecha de talento digital de más de 16 mil personas y fomentar su empleabilidad en la economía del futuro.

“El objetivo es formar personas con habilidades digitales y a través de esto mejorar su empleabilidad”, destacó el ministro Felipe Larraín, quien agregó que es necesario contar con una fuerza laboral para abordar los diversos desafíos que presenta esta transformación en el país, integrando a las empresas y a las instituciones de formación y entrenamiento para el desarrollo de las habilidades de trabajadores y emprendedores, acordes a la demanda de la economía digital.

“La cuarta revolución industrial nos plantea enormes desafíos a nivel de empleos y la economía en general, ya que nos demanda que las personas y las empresas estén preparadas para lo que está ocurriendo”, sostuvo el titular de Hacienda.

Por su parte, el titular del Trabajo enfatizó en la necesidad de avanzar a través de una coordinación público-privada. “Este proyecto es pionero y pone en contacto, por primera vez, a las industrias con los formadores en el área tecnológica, buscando mecanismos para desarrollar las habilidades en las personas y su acceso a empleos de calidad que sean acorde a las demandas de la economía digitalizada”, sostuvo.

El ministro Monckeberg agregó que solo este año, el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo dispondrá 3500 millones de pesos para poner en marcha esta iniciativa, levantando 24 perfiles que darán paso a las capacitaciones en áreas como programación con enfoque en internet de las cosas (IOT), interfaces móviles, inteligencia artificial, Big Data, redes sociales, blockchain, entre otros.

Bernardo Larraín, presidente de Sofofa, destacó que “iniciativas como las que hoy presentamos también nos recuerdan que se puede avanzar mucho en adaptarnos a estas tendencias globales emprendiendo acciones colectivas, colaborativas entre Gobierno, sector privado, instituciones de formación, de la sociedad civil. Como Sofofa queremos estar en estos dos rieles, por un lado, promoviendo los cambios regulatorios que el aparato público requiere y en el rol de la colaboración integrando iniciativas como Talento digital”.

El acuerdo fue suscrito por, además de estos dos ministerios, el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información A.G. (ACTI), la Corporación de Empleo y Capacitación Sofofa, la Fundación Chile y la Fundación Kodea.

Las partes acordaron aunar esfuerzos con el objetivo de que Chile tenga una economía preparada para la transformación digital y se beneficie en forma plena de esta revolución.

El alcance de la iniciativa tendrá una cobertura inicial de 16 000 personas capacitadas en 4 años, con una tasa del 70% de éxito, ya sea medido a través de empleo, nuevos emprendedores o continuidad de estudio.

La metodología que se utilizará en esta iniciativa país, es la única que desarrolla talento conectado con las necesidades de las empresas para la sociedad y economía digital, gestionando procesos de capacitación laboral e intermediando para la generación de oportunidades de empleo.

Esta iniciativa se basa en la experiencia denominada Tech Talent Pipeline, implementada en New York desde 2014, por el alcalde Bill de Blasio. El modelo busca entrenar a los neoyorkinos en las habilidades del siglo 21. Los resultados a la fecha han mostrado que un 75% de los egresados obtienen empleo después de graduarse, con una tasa de deserción del 5%.

De hecho, la impulsora de este programa en Nueva York, Lauren Andersen, participó en la firma de este acuerdo. “Estas iniciativas son de gran importancia para enfrentar el cambio constante que la cuarta revolución industrial trae a nuestras economías. El compromiso de múltiples empresas, así como el importante rol del sector público y de las instituciones educacionales son clave para unir las cambiantes habilidades que demanda el sector privado con las herramientas que necesitan los trabajadores para enfrentar esta era con capacidades para la resolución de problemas y mentes creativas necesarias en estos tiempos de cambio”, señaló Andersen.

25% de déficit de profesionales al año

Si bien Chile es el país n°1 en Latinoamérica en consumo de tecnología computacional, cuenta con importantes ventajas como infraestructura tecnológica de buen nivel, un adecuado clima de negocios, entre otros, tiene una brecha importante de disponibilidad de talento con las habilidades necesarias para desempeñarse en el mundo digital. “Tiene un 25% de déficit de profesionales al año en esta área, la brecha de profesionales TIC anual alcanza a 5000 personas, y la tendencia de las matrículas en carreras asociadas a las TICs va a la baja, explicó Raúl Ciudad, presidente de Acti.

El vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel, indicó que desde Corfo “cuando hay proceso de cambio tecnológico, se necesita mayor coordinación y sobre todo juntar la oferta disponible de capacitación con la demanda desde la industria. Con este convenio estamos logrando apuntar donde más se necesita, es decir, capacitar en cambio tecnológico y en habilidades para la transformación digital. Si lo hacemos bien la ola de la cuarta revolución industrial no nos va a pasar por encima; todo lo contrario, nos vamos a adaptar a ella y va a ser una gran oportunidad para Chile”.

Por su parte el presidente Fundación Chile, Alejandro Jadresic, señaló que como Fundación Chile tienen la convicción de que la ruta al desarrollo de Chile pasa por el desarrollo de las personas. “En esa dirección, estamos abocados a facilitar la transición de las personas en el proceso de cambio hacia una economía digital”, señaló.

Mónica Retamal, directora ejecutiva Fundación Kodea, añadió que “esta iniciativa es una gran respuesta a nuestra misión de generar proyectos que incidan en políticas públicas y un gran ejemplo de cómo funciona la economía digital: en forma colaborativa, aunando visiones y esfuerzos de muchos actores que ven un espacio de oportunidad en la transformación digital”.

Comparte en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest