SAG retuvo más de dos toneladas de papa en Valdivia

La entidad del agro está incrementando los operativos a toda la cadena productiva para evitar el ingreso a la región de Los Ríos de tubérculos provenientes de la zona norte.

5Intensos son los operativos de fiscalización a la producción, transporte y comercio de papa que está realizando el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) durante los últimos tres meses del año en toda la región de Los Ríos. Lo anterior con el objetivo de proteger el área libre de plagas cuarentenarias de la papa evitando el ingreso a la zona del tubérculo proveniente del norte del país.

Una de los controles se efectuó en la feria libre de calle San Luis con Circunvalación en Valdivia, donde se retuvo 2.225 kilos de papa, según informó el Director Regional del SAG, Jorge Oltra. “Durante las fiscalizaciones estamos verificando el origen de la papa, lo que debe ser comprobado con la factura o guía de despacho y la boleta de compraventa. En uno de los casos el dueño no tenía la documentación de respaldo que asegurara la legalidad de los sacos, por lo que se retuvo el producto”, explicó.

La Región de Los Ríos forma parte del área libre de plagas cuarentenarias de la papa, por ello, sólo se puede comercializar papa proveniente de la zona libre, es decir, de la Provincia de Arauco, en la Región del Bío Bío, al sur. Para lo cual se han establecidos durante todo el año controles móviles en carretera, ferias libres y supermercados, entre otros.

Al respecto, la Seremi de Agricultura, destacó el trabajo de fiscalización. “Lo que queremos como Ministerio y como Gobierno es mantener la condición sanitaria de la región, ya que eso nos permitirá seguir teniendo una producción de papas y de semillas libre de plagas, lo cual es sumamente importante para nuestra agricultura local, sobre todo para aquellas familias de pequeños agricultores que viven de estos cultivos”, puntualizó la autoridad.

En Los Ríos ya existen dos focos de nematodo dorado y tres de marchitez bacteriana, cuyos predios están cuarentenados y no pueden volver a cultivar papa ni ingresar animales al mismo durante ocho años en el primer caso y tres años en el segundo. A lo anterior se suma que todas las labores que sean realizadas dentro del potrero son supervisadas y autorizadas por el SAG.

“El origen de estos focos tiene directa relación con el ingreso de papa desde el área sucia y por no usar semilla legal. Por ello cada temporada reiteramos el llamado a nuestros agricultores a inscribir el papal en el SAG y a utilizar semilla legal; es decir, aquella que es producida en su propio predio, semilla corriente o semilla certificada”, acotó Oltra.

El Programa Nacional de Sanidad de la Papa también establece que está prohibido ingresar al área libre sacos vacíos usados y cualquier material que movilice suelo, como maquinaria e implementos, sus medios de transporte, envases de uso agrícola, industrial, minero u otro. Quienes infrinjan la normativa se arriesgan a multas de hasta 150 UTM, además del decomiso y destrucción de las papas en cuestión.

Al trabajo de fiscalización también se suman jornadas de información y capacitación, orientadas a productores, comerciantes, transportistas y consumidores.