Niñas y niños de Futrono recibieron computadores portátiles con conectividad a internet por un año

La entrega de esta herramienta tecnológica forma parte de la política de Fortalecimiento de la Educación Pública y permite a los alumnos y sus familias acortar brechas sociales y geográficas.

DSC_5380Emocionados y agradecidos se mostraron los 84 alumnos de 7mo año básico de los establecimientos urbanos y rurales de Futrono que esta mañana recibieron sus equipos portátiles del programa Me Conecto Para Aprender. La ceremonia de entrega se efectúo en dependencias del colegio José Manuel Balmaceda, lugar hasta el cual llegó la seremi de Educación, Erna Guerra; el gobernador de la Provincia del Ranco, Luis Gallardo; la alcaldesa de la comuna, Sarita Jaramillo, sumándose a ellos concejales, directores de establecimientos, padres, apoderados y alumnos.

La entrega de esta herramienta tecnológica es una iniciativa impulsada por el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet la cual tiene por objetivo  acortar la brecha de acceso y uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) en los alumnos con el objetivo de fortalecer la Educación Pública para hacer de Chile un país más justo y equitativo.

En esta comuna el Ministerio de Educación  realizó una inversión directa de más de 24 millones de pesos en la compra de los notebooks y equipos de banda ancha móvil que les permitirán a los alumnos acceder a internet  y conectarse a la aldea global desde cualquier punto geográfico de esta  localidad lacustre. Cabe mencionar que la inversión total por concepto de compra de equipos en la región es de 530 millones 159 mil 874 pesos.

Por su parte la seremi de Educación en Los Ríos, Erna Guerra, señaló que en la región son 1.807 los niños y niñas que serán beneficiados con este programa,  indicando que como como gobierno están orgullosos de esta iniciativa porque entendemos que para lograr una Educación igualitaria, todos deben contar con las mismas herramientas. “Este es un gran aporte para los alumnos que asisten a establecimientos públicos, porque no sólo beneficia a los estudiantes y sus escuelas, sino también a las familias en su conjunto. La tecnología es fundamental para superar las inequidades sociales y geográficas, y como Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet trabajamos para que todos tengan acceso a las mismas oportunidades, haciendo de esta forma un país más justo e inclusivo”, expresó la Seremi de Educación.

DSC_5386En tanto que la alcaldesa de Futrono, Sarita Jaramillo señaló “Estamos felices por nuestros estudiantes y agradecidos al ver que día a día se avanza en materia educacional y se fortalece el acceso a la educación a través de iniciativas como la que hoy favorece a más de 80 alumnos de nuestra comuna. Estamos agradecidos y, sin duda, nuestros niños y niñas sabrán obtener el mayor provecho de esta herramienta que hoy se les entrega”.

En tanto que el gobernador del Ranco, Luis Gallardo señaló, “este es un aporte que permite avanzar en equidad, indicando que con la entrega de estos equipos no sólo se hace justicia con un sector del país, sino que se equipara la posibilidad de desarrollo para aquellas familias de menores ingresos”, expresó.

María Olivares, apodera de uno de los establecimientos beneficiados señaló que para su familia este es un gran aporte porque su hija no tenía computador para hacer sus tareas, puntualizando que esto sin duda le permitirá obtener mejores calificaciones. En relación a esto su hija, Bárbara Rosas Olivares añadió, “estoy muy contenta porque no tenía computador para hacer mis trabajos o para conectarme con mis amigos, igualmente tener internet gratis me permitirá conocer nuevas cosas”, expresó la alumna.

Es necesario mencionar que a los estudiantes de Panguipulli y La Unión ya les fueron entregados sus equipos, recibiendo la primera comuna 164 computadores portátiles y 209 la capital del Ranco, en tanto que en Valdivia fueron 634 alumnos los que recibieron de mano de las autoridades locales sus portátiles, recibiendo el pasado viernes  182 niños y niñas de Los Lagos sus notebooks.

Por Carolina Jaramillo