Diputado Berger llamó a poner urgencia a reparaciones de daño estructural del puente Pedro de Valdivia

Informe sobre deterioro existe desde el 2011

Puente_PV_03 (1)“El estado de abandono en que está el puente Pedro de Valdivia lo ha vuelto extremadamente peligroso para la población que lo usa a diario, a vista y paciencia de las autoridades”, advirtió el diputado Bernardo Berger quien, de paso, acusó pasividad extrema de las autoridades regionales y sectoriales en la materia.

En este contexto, Berger explicó que en el último año se enviaron 9 comunicaciones oficiales, entre oficios e informes, advirtiendo que el puente está en una condición peligrosa; hay incluso un informe sobre el daño estructural desde el 2011 que es lapidario. En tanto, aún no se resuelve la licitación para estudio de solución del eje, que permitirá aventurar un camino de largo plazo, pero que en ninguna medida resolverá la actual contingencia.

De ahí que el parlamentario señaló que es urgente que sobre todo Gobierno Regional en coordinación con las demás reparticiones tome el “toro por las astas” para proponer y ejecutar las mejoras más urgentes que, al menos, permitan evitar accidentes en sus accesos.

Cabe mencionar que el estudio sobre mejoramiento estructural, que se financiará con 500 millones de pesos del fondo de compensación del Transantiago, disponibles desde el 2013. La licitación está desde mayo en tramitación y no cerrará antes de diciembre si es que se aceptan las ofertas recibidas.  Aún así, las soluciones que emanen no se podrán ejecutar sino hasta dentro de varios años más.

Entretanto, el legislador agregó que el deterioro del puente aumenta, y un nuevo colapso por saturación de vehículos es inminente en este verano que se aproxima. “Curiosamente, hace tres años que existe un proyecto listo de mejoramiento parcial, elaborado por la Municipalidad en coordinación con el Serviu, para financiarlo a través de Circular 33, con una inversión de poco más de 30 millones de pesos, pero inexplicablemente sigue sepultado en algún rincón de la intendencia”.

La gente no quiere más promesas de estudios. Bien que se hagan, pero mientras eso pasa, se necesitan medidas contingentes para, al menos, reparar lo que a toda obviedad está dañado como por ejemplo los accesos y el rodado en varios tramos. Y esto debe hacerse AHORA antes que se inicie la temporada turística, porque no vaya a ser que junto con lamentar los nuevos tacos, también tengamos que lamentar un accidente de proporciones”, sentenció.

Daño Estructural

955 millones de pesos costaría la recuperación del Puente Pedro de Valdivia para garantizar su perdurabilidad y mejorarlo, según da cuenta el informe del estado estructural del viaducto que fue elaborado el 2011 por el Ministerio de Obras Públicas.

El documento confirmaba ya en ese tiempo una serie de daños generalizados por uso y antigüedad; que el terremoto del 60 sí lo afectó y no se sabe qué pudo haberle causado el del “27F”, y que tampoco hay certeza de cuánto puede seguir resistiendo.

Arroja luces sobre el deterioro de sus pilares, placas y junturas; y alerta sobre la sobrecarga y sobre los riesgos de no contar con segregación entre vehículos y peatones, un elemento de su diseño original de hace 70 años, pero que hoy está obsoleto de acuerdo a los actuales estándares de seguridad vial.

El mismo informe elabora, a partir del catastro, un anteproyecto de intervención y reparaciones, con costos detallados para cada caso, a fin de devolver la estructura a un estado óptimo de conservación, y le introduce mejoras para que sea ad hoc a los estándares actuales.

“Entonces, el estudio es esclarecedor, pero también alarmante porque resulta inexplicable que estando todos estos antecedentes a la vista, estando aun en el gobierno varios de los profesionales y técnicos de este estudio disponibles, estando los recursos  desde fines del 2013 para los diseños; aún no se haya hecho nada para intervenir de urgencia”, señaló el diputado por Los Ríos.

El mismo estudio proponía de manera preliminar entre otros aspectos, ampliar la calzada de los 7,3 metros actúales, a 8 metros; con ampliación de pasillos peatonales de 1,6 metros útiles a lado; cambio del pavimento existente por otro de hormigón reforzado; cambio de las juntas de dilatación; y cambio de barandas  por otras colocadas por el borde de los pasillos.

También planteaba un cambios del sistema de iluminación a uno más adecuado; el control y ordenamiento de los servicios públicos; anclajes antisísmicos; reparación de apoyos deteriorados; sellado de grietas y hormigones deteriorados; prospección de las fundaciones; y mejoramiento de los accesos y señalizaciones

Para ver y descargar informe: 

https://es.scribd.com/doc/248785122/Informe-estado-estructural-puente-Pedro-de-Valdivia