CChC Valdivia y Mutual de Seguridad hacen llamado a cumplir con buenas prácticas de seguridad en las futuras construcciones de la región

Es bien sabido que comenzando  el buen clima en nuestra región se da inicio a varios proyectos constructivos de índole habitacional y/o urbano, ya que ante las constantes lluvias de la zona es complejo realizar trabajos de edificación.  Sin embargo, las altas tasas de accidentabilidad laboral en la región en el sector de la construcción,  siguen llamando la atención en cuanto a que aún no se internaliza totalmente el concepto de  buenas prácticas en seguridad y salud en las obras.

Semana de la Seguridad en la Construcción-3“Buenas Prácticas en Seguridad y Salud en el Trabajo  son un  conjunto de acciones que, fruto de la identificación de una necesidad, son sistemáticas, eficaces, eficientes, sostenibles, flexibles, encontrándose pensadas y realizadas por los miembros de una organización y que  suponen una mejora evidente de los estándares de seguridad y salud en el lugar de trabajo, siempre de acuerdo con los criterios éticos y técnicos tanto de la Mutual como de la CChC. Estas buenas prácticas deben estar documentadas para servir de referente a otros y facilitar la mejora de sus proceso.” Señaló Horacio Yañez, jefe de cartera de la  Mutual de Seguridad.

El listado de normas obligatorias de seguridad se resume en lo siguiente: En descargas de camiones mixer no permanecer en el recorrido circular de la canaleta de descarga; siempre utilizar lentes de seguridad en presencia o ejecución de trabajos que proyecten fragmentos o salpicaduras de material; si se está expuesto a ruido constante utilizar protección auditiva del tipo orejeras y/o tapones insertos; concentrar en recintos aislados las tareas ruidosas; montar maquinaria sobre aisladores de vibración para evitar su propagación a través del suelo;  antes de montar una grúa se debe estudiar y verificar el terreno donde será montada; en trabajos al aire libre utilizar bloqueador solar diariamente, aplicándolo media hora antes de la exposición al sol y luego cada dos horas; si se trabaja en calles señalizar correctamente el área de faenas para evitar accidentes ; usar guantes adecuados según la labor a realizar, evitando contacto con elementos irritantes o alérgicos y no exponiendo las manos a calor extremo o con riesgo de corte;  no intervenir maquinaria en movimiento ni quitar sus protecciones; si se realizan laboral de soldadura, no olvidar colocarse la máscara de protección respiratoria y de soldador, además de los elementos de protección auditiva y ropa adecuada;  en cuanto a los chalecos reflectantes , el material retro reflectante se  debe disponer en bandas de ancho no menores a 50 mm; al levantar cargas pesadas primero se debe calentar la musculatura y permanecer cerca de la carga y de frente al recorrido que se quiere realizar, adoptando una posición estable que mantenga los brazos estirados, tensando los músculos abdominales y presionando la barbilla contra el pecho.  De esta manera  iniciar el levantamiento utilizando las piernas y levantando la carga lo más cerca del cuerpo, evitando girarse o inclinarse hacia los lados cuando se realiza el esfuerzo.

Estar alerta siempre de estos cuidados y mantener las herramientas de protección  siempre a mano, son la clave para disminuir la accidentabilidad en el sector de la construcción y su permanente ejecución en obras  permitirá adoptar una cultura de la seguridad y salud laboral sostenible en el tiempo.

Prensa CChC

Sur Actual