Seremi de Agricultura organiza concurso “Yo en mi territorio, buscando el tesoro”

Alumnos de cuatro escuelas rurales participan en concurso de conocimientos inédito en el país.

Lanco 2La Seremi de Agricultura y el Gobierno Regional de Los Ríos, patrocinan el concurso “Yo en mi territorio, buscando el tesoro”, actividad diseñada y ejecutada por el Programa de Fortalecimiento de la Educación Rural de la Política Silvoagropecuaria, con el objetivo de reforzar conocimientos y estimular el trabajo en equipo de niños y niñas de sectores rurales.

Las escuelas participantes son: Puquiñe Bajo, de Lanco; Juan Paulette Saint Simón, de Mariquina; Pullinque, de Panguipulli y Santa Higidia, de Máfil, establecimientos municipales beneficiarios del Programa de Fortalecimiento de la Educación Rural. Hasta la fecha ya se han realizado concursos en Lanco y Mariquina, resultando todo un éxito para la comunidad escolar.

La metodología del concurso refuerza los conocimientos entregados en los talleres y contempla el trabajo con planos a escala, salidas de relieve, tipos de usos, imagen y curvas de nivel, anexando los conceptos de escala, leyenda, perímetro de la microcuenca, ubicación espacial de los hogares, coordenadas UTM, entre otros conocimientos.

La seremi de Agricultura, Claudia Lopetegui, dijo que “la Política Regional Silvoagropecuaria nos ha permitido no sólo estar con nuestros agricultores colaborando en los temas productivos, en fomento y en asesorías. También hemos podido estar con niños y jóvenes que son parte de todo este gran mundo del agro y que necesitan cautivarse y saber que tienen un futuro en el campo. También nuestros programas de educación apuntan a que los niños tengan más oportunidades y que sean ellos la nueva generación de agricultores que la región necesita”, señaló la autoridad regional.

Cabe mencionar que el Programa tiene por objetivo promover el sentido de pertenencia al mundo rural de niños y jóvenes, hijos de productores silvoagropecuarios y campesinos, mediante actividades extracurriculares que rescaten las labores productivas propias de la vida rural, acorde al sector, las potencialidades y prácticas tradicionales y culturales propias de la comunidad.