Estudiantes de Los Ríos vivieron un semestre en Nueva Zelanda

Gracias al programa Pingüinos sin Frontera de Corfo, cuatro alumnos de  la región realizaron una pasantía de un semestre en NZ

 paint grupo P1100528Mejorar su nivel de inglés, conocer otras culturas y vivir nuevas experiencias, es lo que  Sebastian Tejeda de 16 años logró gracias al programa de Pasantías Escolares “Pingüinos son Fronteras” de Corfo. Sebastián es uno de los cuatro jóvenes que estudiaron durante un semestre en Nueva Zelanda  gracias a  esta iniciativa, “sin duda esta experiencia ha sido una de las más enriquecedoras que he vivido, me abrió el mundo que no conocía, me dio mayor independencia y conocí nuevas  formas de aprender”. Cabe destacar que Sebastián estudió en el  Newlands College de Wellington; obteniendo varios diplomas por excelencia académica.

El Programa busca que los alumnos aumenten sus posibilidades de empleabilidad; su capital socio-cultural y, a través de su acción, traspasen su experiencia y visión global a la comunidad o red en la que están insertos.

Educación  Neozelandesa

El sistema educativo de Nueva Zelanda, está basado en el sistema británico, la educación secundaria, como la educación de la niñez más temprana, es libre en el sistema estatal. Nueva Zelanda cuenta con cerca de 2.600 escuelas, la mayoría de las cuales son de propiedad pública y financiadas por el gobierno. Ellas siguen un plan de estudios nacional y se rigen por los consejos locales elegidos para su administración. La educación secundaria en los primeros años proporciona una base sólida en lectura, escritura y cálculo y una introducción a un programa de estudios amplio y equilibrado, mientras que los años de secundaria (13 a 17 años) ofrecen un excelente aprendizaje basado en temas específicos y asesoramiento para la carrera profesional.

Carlos García del Liceo Armando Robles, y que estudió en Papanui High School de  Christchurch,  agregó “para mí la gran diferencia entre la educación Chilena y la neozelandesa es la posibilidad de elegir tus asignaturas o subsectores según tu interés, existen muchas opciones. Además los créditos o calificaciones se miden según la profundidad de tus conocimientos y no por una prueba estandarizada”. Para Valentina Martin, del  instituto Inmaculada Concepción, la didáctica de las clases fue lo que más rescató de la experiencia educativa neozelandesa “las clases son súper interactivas y dinámicas, así la manera de aprender es mucho más fácil, además me llamó la atención la autonomía  de los alumnos, en ningún caso tienes a un profesor  obligándote hacer las tareas por ejemplo”, misma opinión sostuvo Kevin Guzmán  del Colegio de Música Juan Sebastian Bach “ aprendí mucho en NZ. Lo que más me gustó del sistema de educación fue que las asignaturas son mucho más dinámicas, además los alumnos allá tienen menos ramos”.

Para Erna Guerra Seremi de Educación este programa “Claramente esta ha sido una gran experiencia para ellos, quienes desde ahora van a ser embajadores de nuestra región, traspasando la experiencia a otros establecimientos educacionales. “Con este programa ayudamos a  ampliar los horizontes de más jóvenes, la experiencia de vivir en otro país, con otro idioma y una cultura distinta a la nuestra, es un aprendizaje para toda la vida. Esto ayuda a abrirle el mundo a los jóvenes y a que sientan que sus sueños no tienen fronteras”, expresó la Seremi de Educación de Los

Programa

Durante su estadía, los estudiantes fueron acogidos por familias neozelandesas cuidadosamente seleccionadas. Pingüinos Sin Fronteras costeó la pasantía en su totalidad, incluyendo los costos de traslados, pasajes, emisión de las visas, seguros, matrícula, colegiatura, mesadas, pagos a la familia receptora del estudiante en el lugar de destino, comidas, uniformes de colegio, entre otros gastos asociados.

“Queremos que jóvenes hablen inglés y  que vean otras culturas, lo que al  final se traduce en que tengamos mucho más potencialidad en el futuro, basado en la experiencia de estos niños, para innovar, para emprender. Efectivamente este programa permite que los niños regresen con una visión distinta del mundo, más creativos,  y que nos ayuden a que este país crezca en lo económico, en lo social, y en lo cultural. Además,  este es un programa que le permite a los jóvenes aprender formas de vida muchísimo más inclusivas”. Recalcó Ricardo Millán, director de Corfo.

Esta experiencia les permitió participar de una formación educacional de alta calidad, adquirir y practicar un buen nivel de inglés, desarrollar la capacidad de formar redes multiculturales y aprender tempranamente a relacionarse y a competir en la economía global; lo que a la larga se traducirá en elevar y potenciar el capital humano de nuestro país.

Para Ana María Bravo, Seremi de Economía, Fomento y Turismo, esta iniciativa, “es de gran importancia para la formación de los estudiantes, ya que además del aprendizaje académico que adquieren, también serán mejores ciudadanos y ciudadanas, y ese es el principal valor de este programa el cual es impulsado por el gobierno de nuestra Presidenta Michelle Bachelet”.

Con este nuevo grupo de estudiantes, el programa de pasantías escolares Pingüinos sin Fronteras de Corfo, sumaría este 2015 un total de 400 alumnos beneficiados.

Claudia Carmona – Periodista Corfo Los Ríos