Evitar la exposición a los rayos UV

La adecuada hidratación, protección solar con cremas que tengan filtro UV, uso de gafas con protección UV; sombreros con ala ancha son  claves para enfrentar las altas temperaturas.

cuidarnos del sol (1)

Durante estos días donde el calor  es intenso, se vuelve fundamental saber los efectos que provoca en las personas una excesiva exposición a la radiación ultravioleta, ya que estamos más expuestos a ella. Sin embargo, expertos también indican que no hay que olvidar que los rayos solares también reportan beneficios para la salud, pero destacan que hay que tener precaución para no exponerse demasiado y así evitar riesgos innecesarios.

Para la directora de la carrera de Enfermería, de la Universidad Santo Tomás Valdivia, Carmen Gloria Cruzat, es importante reconocer que los efectos pueden ser favorables o perjudiciales para la salud.

“Por ejemplo, pueden ser positivos, ya que guardan relación con la producción de vitamina D, que colabora con el crecimiento y desarrollo óptimo de las personas”, expresa al tiempo de enfatizar que pueden ser benignos siempre que no se abuse de ellos.

Respecto de las consecuencias negativas de los rayos UV, Carmen Gloria Cruzat indica que “son responsables de enfermedades a la piel como una quemadura solar, cambios en la coloración (pigmentación de la piel), insolación e incremento a la aparición del cáncer a la piel en nuestro país, tal como lo indican las cifras oficiales”.

La profesional agrega que el efecto acumulativo gatilla la aparición de otros cánceres. “En nuestra región, el cáncer a la piel es uno de los tipos de cáncer más frecuentes, con cifras preocupantes respecto al resto del país. Asimismo, los rayos UV pueden provocar alteraciones visuales como cataratas (pérdida de transparencia del cristalino del ojo y vista nublada); y pueden inhibir el sistema inmunitario en personas de cualquier tipo de piel”.

Dado lo anterior, la protección de exposición a los rayos UV es clave y para ello, Carmen Gloria Cruzat entrega una serie de recomendaciones, entre las que se encuentran: una adecuada hidratación por medio del consumo de abundante líquido, de preferencia agua mineral; protección solar con cremas que tengan filtro UV (bloqueadores solares), con un factor sobre los 30 ó 50; en pieles sensibles, pantallas solares; uso de gafas con protección UV; sombreros con ala ancha o gorros que protejan la cabeza, ojos, oídos, cara y parte del cuello; y no exponerse innecesariamente al sol, aunque haya nubes o un día nublado, entre otras.

“Es prioritario mantener estos cuidados, especialmente, en los grupos etarios de mayor riesgo como bebés, niños pequeños y adultos mayores, partiendo por exponerlos lo menos posible al sol -entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde- y, especialmente, al mediodía donde la radiación es mayor”, explica.

Finalmente, la profesional comenta que “la recomendación más importante en estas fechas es aprovechar el sol para realizar actividades al aire libre pero con prudencia, para evitar los efectos negativos de los rayos UV en nuestra salud”.

 

 

 

Jorge Huequeman Mella

Coordinador Comunicaciones y Extensión

Santo Tomás Valdivia