Tras mediación colectiva con Sernac, despegar.com ajustó sus términos y condiciones a estándares que establece la Ley del consumidor

Eliminó condiciones abusivas como por ejemplo: el no resguardo del derecho a la información veraz y oportuna y no responder ante incumplimientos en las condiciones ofrecidas a los consumidores.

maxresdefault (1)

Luego de una mediación colectiva con el SERNAC, la empresa DESPEGAR.COM ajustó las condiciones establecidas en su página web, ya que esta dejaba al consumidor en desventaja e imposibilitado de ejercer sus derechos ante incumplimientos y generaba condiciones de perjuicio.

Este proceso se inició tras el monitoreo del ingreso de reclamos, los que si bien en su mayoría fueron resueltos por DESPEGAR.COM, no dejaron tranquilo al organismo, por lo cual se inició una mediación con el propósito de revisar los Términos y Condiciones de la página web.

Tras el análisis, el SERNAC observó las siguientes cláusulas  que estaban fuera de la ley y que iban en perjuicio de los consumidores:

  • No asumir responsabilidad frente al consumidor ante cambios en las fechas de los servicios contratados por los usuarios.
  • No resguardar el derecho a recibir información veraz y oportuna en torno a los precios de los servicios, y con ello pretender eximirse de  responsabilidad ante el cambio intempestivo  de los mismos.
  • Desconocer obligaciones y responsabilidades en la protección de los derechos de los consumidores por su calidad de empresa intermediaria.
  • Imponer condiciones en perjuicio del consumidor debido al desequilibrio entre derechos y obligaciones.

El proceso de mediación colectiva llevado a cabo por el Servicio, concluyó con el ajuste de los Términos y Condiciones y la eliminación de parte de Despegar.com de estas cláusulas.

Derechos de los consumidores

El SERNAC recordó que los contratos no pueden incluir cláusulas abusivas para los consumidores, imponiendo condiciones que los deja en desventaja frente al ejercicio de sus derechos, por ejemplo, inhabilitándolo para negociar ante dificultades o incumplimientos.

Estas condiciones establecen un desequilibrio en perjuicio del consumidor y están prohibidas por la ley, por lo que es necesario eliminar este tipo de prácticas y condiciones que confunden al consumidor y le hacen creer que son válidas por el hecho de estar escritas en un contrato.