Homenaje al decano Eleazar Huerta marca inicio de celebraciones de Facultad de Filosofía y Humanidades

En el año de su sexagésimo aniversario, las autoridades de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile determinaron honrar la memoria del primer decano de la macrounidad, Eleazar Huerta Valcárcel.

IMG_4372 (1)

Como un hito destacaron las autoridades universitarias el rebautizo del Centro de Innovación Docente para traer a la memoria de estudiantes, funcionarios y académicos la importante misión que desarrolló el poeta y filólogo español en nuestra Corporación desde su creación y hasta 1964.

Iniciamos nuestro aniversario con el bautizo del edificio de Innovación Docente con su nombre, pues creemos que es un justo, aunque siempre modesto reconocimiento, a la estatura intelectual, pedagógica e institucional de Eleazar Huerta Valcárcel. De Huerta se conoce su prestigio como filólogo, pero poco se sabe sobre su rutilante trayectoria antes de su arribo a Chile en el Formosa (1939) exiliado de la Guerra Civil Española. Fue allá que destacó como diputado republicano, con altas responsabilidades en la jurisprudencia del gobierno de la República y como poeta y colaborador literario en diversas publicaciones hispanas. Esa trayectoria previa y la forjada rápidamente en Chile, es sustantiva para entender el decidido desarrollo de las humanidades y el conocimiento social y pedagógico en el sur del país”, afirmó el Dr. Yanko González.

Es el 18 de junio de 1956 que se publica resolución con la creación de la Facultad de Filosofía y Educación, no obstante a pocos meses del nacimiento de la UACh, en el ’54, surge la Facultad de Estudios Generales cuyo principal impulsor fue el profesor y filósofo Jorge Millas. El cultivo y desarrollo – en un marco de formación integral-  de disciplinas científicas básicas junto a un conjunto de cursos humanistas, tales como filosofía, latín, literatura e historia de la cultura, era el objetivo de aquella primera facultad. En 1956, se organizó la Escuela de Pedagogía en Biología y Química y al año siguiente, la de Castellano. Ella fue fundada por don Eleazar Huerta Valcárcel, por ello es considerado el decano.

IMG_4347 (1)

El Dr. Vicente Serrano, director de la Escuela de Graduados, aprovechó la ocasión para hablar de Huerta, de su importante pasado político en España, de su condición de exiliado de la Guerra Civil y de su llegada a Valdivia y a la UACh invitado por el rector Eduardo Morales.

“En casi una década de trabajo es que Huerta forma discípulos como Guillermo Araya y pone en marcha la prestigiosa Revista de Estudios Filológicos, pero además sigue escribiendo títulos tan bellos como Indagaciones épicas o Esquema de poética. Regresa a la Universidad de Chile en 1965 pero nunca corta lazos con nuestra Facultad, es nombrado decano honorario y vitalicio”, señaló el Dr. Serrano. 

Por su parte el rector de la UACh, Dr. Óscar Galindo comentó que “la comunidad de la Facultad está reconociendo a uno de los fundadores, no sólo de esta macrounidad sino de la Universidad, y a uno de los académicos que le regaló parte importante de su identidad corporativa, entre ellos el Himno de la UACh, y el comprender el compromiso el compromiso con la docencia, con la formación de jóvenes, la investigación y el trabajo con la comunidad”.

Los 60 años de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Austral de Chile la encuentran en una etapa madura con una diversa oferta de carreras de pregrado y programas de postgrado, junto a una importante área de investigación y publicaciones dan cuenta de una macrounidad compleja, abarcando las distintas tareas del quehacer universitario.

El legado de Huerta Valcárcel en el sur de Chile hay que comunicarlo, conocerlo y reconocerlo, pues no solo nuestra Facultad le debe su existencia, sino también los cientos de profesores, profesoras e intelectuales formados desde aquí hacia el mundo”, señaló el Decano.

En la ocasión las autoridades inauguraron la nueva galería de fotografías de Decanos de la macrounidad. Un trabajo de recuperación de su memoria e historia y que hoy deja registro de los Decanos nombrados entre 1973 y 1989 y las imágenes de los Decanos elegidos por sus pares entre 1990 y 2008.