Gobernación Marítima de Valdivia realizó balance de la temporada estival

Ante los avisos de marejadas y la fragata portuguesa, turistas prefirieron visitar lagos por sobre zona costera, incidiendo en la disminución de la cantidad de accidentes, los que a su vez resultaron ser críticos, caso de la tragedia del río Riñihue.

El gobernador Marítimo de Valdivia, Cristián de la Fuente, fue el encargado de entregar en detalle las cifras del período estival correspondiente al “Plan nacional de protección civil en playas y balnearios” en las regiones de Los Ríos y la Araucanía, ejecutado entre el 15 de diciembre y el 15 de marzo del 2016.

 

El propósito de la Gobernación Marítima durante la temporada de turistas es velar por la seguridad de bañistas y deportistas náuticos en la zona costera y en los ocho ríos  y  diecinueve lagos de la jurisdicción, a través de diversos medios materiales y  humanos en conjunto con un plan de educación y difusión de medidas de seguridad.

Situaciones especiales

Este año como consecuencia del cambio climático y el fenómeno de El Niño, se ha aplicado una campaña especial de difusión debido al aumento de la presencia de fragata portuguesa, impulsando el uso de bandera amarilla en caso de precaución. “Al detectar presencia de fragata portuguesa por parte de los salvavidas, nosotros le informamos a la seremi de Salud, quienes decretan los cierres sanitarios de las playas”, explicó de la Fuente.

Asimismo, en el caso de los avisos por marejadas, la información fue difundida a través de redes sociales. Durante el 2015 hubo 45 avisos de marejadas a nivel nacional y ya van 12 durante este año. Sobre Los Ríos, el capitán de fragata, señaló que “nadie registró algo anormal. En la zona costera no hubo accidentes ¿En qué nos influye esto? En que la gente está yendo menos a la playa y más a los lagos donde la familia se puede bañar”.

Respecto al “autocuidado”, como medida de prevención y protección, la Gobernación Marítima desde septiembre a diciembre dicta charlas en colegios, cuyo propósito es que los mismos niños y adolescentes entreguen esa información en sus casas y a su familia.

Las charlas educaciones buscan disminuir también el mal uso del fono 137 de “Emergencias Marítimas”, que durante este temporada persistió. En el período 2014-2015 de 13.229 llamadas recibidas; 12.847 fueron falsas (97%). Mientras que en el recién pasado de un total de 10.137 llamadas, el 91,2% fueron falsas, es decir, 9.247.

“Es el tiempo el que juega en contra. Durante la llamada tenemos que desplegar los medios necesarios, mientras vamos verificando si la información es real”, comento el capitán ante la baja disminución de llamadas falsas y los recursos que se utilizan.

Pocos accidentes, pero críticos

A nivel nacional hubo un total de 338 personas involucradas en accidentes y fue Los Ríos la que concentró el mayor índice de fallecidos, ya que de los 26 accidentes ocurridos en la región, 16 fueron con resultado fatal dentro de un total de 25 muertes en todo el país.  El alto porcentaje de la zona se debe principalmente a la cantidad de fallecidos en la tragedia del lago Riñihue, donde murieron seis personas.

El rango de mayor incidencia de accidentes (9) fue en niños menores de 10 años con un 36%, lo que coincide con la etapa escolar, por lo que De la Fuente  aseguró que  “aquí seguiremos hincando el diente con el tema de la seguridad, de la autoprotección y  la prevención”.

Sobre las causas, el 25% se debe a imprudencia temeraria, mientras que el 64% a actividades recreativas (principalmente uso de lanchas, muchas veces sin matrícula producto del desconocimiento de la reglamentación).  

“Este año pudimos rescatar todos los cuerpos y tuvimos la cooperación del gobierno regional. En temas de búsqueda, por uso y costumbre son siete días. Seguir una búsqueda significa ocupar recursos y desproteger nuestra actividad principal que es que no se nos muera nadie”, precisó el capitán.

Finalmente, la tasa de accidentabilidad disminuyó en un 10,98%, teniendo como factores fundamentales el rendimiento por rescate de los salvavidas, el uso de patrullas marítimas y una mayor toma de conciencia de la población respecto a las normas de seguridad.