Municipalidad de Futrono pone fin al aislamiento de 3 hermanos en Cudico

Construcción de puente La Esperanza termina con más de 50 años de espera.

56 años de aislamiento culminarán este fin de semana para tres hermanos y sus familias en el sector cordillerano de Cudico, en la comuna de Futrono, quienes tras la crecida invernal del río Cumilahue quedaban incomunicados por la falta de un puente que les permitiera el libre acceso a la calle principal, debiendo disponer de la voluntad del dueño del predio colindante o en la clandestinidad de la noche para acceder a las zonas pobladas por otro sector.

Es la historia de los hermanos Gutiérrez que tras años de intentos en el municipio casi habían perdido la esperanza de algún día contar con el esperado viaducto. Dichos trabajos comenzaron hace algunas semanas y una vez que quede operativo conectará a los Gutiérrez con el camino principal en menos de 2 kilómetros.

Este martes 5 de abril la alcaldesa Sarita Jaramillo junto al equipo de Obras y el concejal Fernando Flández, inspeccionaron en terreno cómo se están desarrollando estas faenas, que además de contar con maquinaria y mano de obra municipal, ha tenido un importante empuje de los hermanos, quienes incluso arrendaron un tractor para facilitar las labores.

Uno de los hermanos recordó la ocasión en que llegó hasta el municipio para hacer la solicitud ante la jefa comunal. Le expresó que durante años, cuando crece el río en el invierno, han tenido que recorrer alrededor de 6 kilómetros para acceder a la vía principal, atravesando muchas veces de manera clandestina por el predio de un privado que prohibe el acceso con portones.

 “Nunca pensamos que nos iban a escuchar porque habíamos ido muchas veces a la municipalidad, pero la alcaldesa estuvo acá y vio nuestra realidad. Cuando queríamos salir en vehículo o había alguien enfermo teníamos que salir de noche como unos delincuentes porque a veces no nos prestaban las llaves de las trancas por el otro camino.”, finalizó muy agradecido el mayor de los Gutiérrez.

Mientras que la alcaldesa, manifestando su agrado por el trabajo que su equipo está realizando junto a los Gutiérrez, señaló que ha sido un arduo trabajo y es también el segundo puente del equipo de Obras, lo que la llena de orgullo por el compromiso de los funcionarios y claramente por el beneficio para las familias.

“Estoy muy sorprendida sobre todo por lo rápido que han avanzado y por todo el empeño que le han puesto, es un trabajo precioso y esperemos que el puente quede en las mejores condiciones y tenga una larga vida útil.

Luego de una larga tarea de postura de 4 basas que soportarán el puente, este miércoles continuaban con la postura de los tablones que deberían este mismo fin de semana dar vida al puente que llamarán La Esperanza.