Escuela Walter Schmidt Roestel celebró 46 años dedicados a la educación diferencial en la comuna

Con la presencia del jefe Daem, Patricio Solano, el coordinador de Servicios Incorporados de la Municipalidad de Valdivia, Víctor Escalona -quien acudió a la ocasión como representante del alcalde Omar Sabat- la directora del establecimiento Sonia Inzunza, apoderados, alumnos, docentes y asistentes de la educación de la comunidad educativa y miembros de las redes de apoyo del establecimiento, la Escuela Walter Schmidt Roestel celebró sus 46 años de servicio a la comunidad, destacando su labor social de impartir educación diferencial a alumnos con necesidades educativas especiales de todo tipo.

IMG_5789 (1)

En su discurso, la directora del establecimiento, Sonia Inzunza, rememoró la historia de fundación de la escuela, la cual se remonta al año 1970, cuando el centro educativo se inició con la atención de alrededor 20 alumnos.

“Quisiera recordar que esta escuela nació como una iniciativa de un grupo de amigos que vieron la necesidad de crear un espacio educativo en Valdivia para alumnos con necesidades educativas especiales, los cuales trabajaron durante dos o tres años de manera voluntaria y sin ser remunerados para sacar adelante este proyecto. Son ellos quienes comienzan a sedimentar la vida de esta escuela que partió llamándose Escuela Especial, la cual en el año 1970, al obtener su decreto, tomó el nombre del señor Walter Schmidt Roestel, quien fue parte del grupo fundador”, narró Inzunza.

En su discurso, también la directora enfatizó en que “hemos crecido. Se partió con 20 alumnos y hoy atendemos a 121; se inició atendiendo sólo alumnos y jóvenes con deficiencia mental y a través de los años hemos incorporado trastornos de la relación, de la comunicación y actualmente atendemos todos los tipos de déficit y multidéficit. Somos un centro de atención de la inclusión que cuenta con el apoyo de todas las casas de estudio de la ciudad, abarcando un total de 46 redes de apoyo y un equipo de excelencia que hace posible que este establecimiento funcione como lo hace hoy”, agregó.

El número artístico de la ceremonia estuvo a cargo de los alumnos con autismo, quienes hicieron una presentación interpretando la canción “Color Esperanza” a los presentes.

Este año, la escuela municipal atiende a un total de 121 alumnos con todo tipo de necesidades educativas especiales, incluyendo la atención a niños y jóvenes con multidéficit.

Cabe indicar que este establecimiento prepara en diversos oficios a los alumnos que están en el  nivel laboral, gestionando a los jóvenes el  vínculo al mundo del trabajo con prácticas en empresas y con la búsqueda de posibilidades para ellos. En el año 2015, egresaron un total de nueve jóvenes de este nivel, de los cuales seis dejaron el establecimiento con un contrato laboral estable.

Video: https://www.youtube.com/watch?v=6LU-Tn9Frl0

Carla Cea Schwarzemberg – Periodista