«Intercambio de ideas entre Bayern y la región de Los Ríos»: los desafíos relevados para potenciar la innovación y productividad

Un punto de encuentro entre el mundo privado y público, organizado por la Cámara de Comercio e Industrias de Valdivia (CCIV) y MMC Consultores, permitió reflexionar sobre qué se necesita para el desarrollo de la innovación en nuestra región.

Empresarios, investigadores, representantes de Corfo, Gobierno Regional y de las universidades de la región, se dieron cita este viernes en el evento denominado After Office, en el restaurant de la cervecería Kunstmann, cuyo objetivo fue dialogar en torno a cómo mejorar la innovación y productividad en la realidad regional de Los Ríos.
La actividad fue realizada por la Cámara de Comercio e Industrias de Valdivia y MMC Consultores ─ especialistas en gestión de innovación ─ buscando plasmar una relación entre la octava economía de Europa, Bavaria y el escenario local.

La ocasión contó con la presencia de Pamela Valdivia, representante del estado de Bayern para Sudamérica y estuvieron presentes también la Seremi de Economía, Ana María Bravo; el cónsul honorario de Alemania en la zona, Eduardo Schild; la ejecutiva de proyectos de Corfo Los Ríos, Carla Paredes, la ejecutiva de la Subdirección de Innovación Empresarial en Santiago, Claudia Gotschlich y empresarios de distintos rubros y universidades de Valdivia.

A través de la interrogante “¿Qué es lo que necesitan Uds. para hacer innovación?”, los participantes reflexionaron en conjunto sobre los desafíos que proporciona la realidad local. “Se generó un espacio de diálogo, porque tal como lo mencionaron los participantes, la innovación no se puede hacer sólo con una persona. Es un proceso participativo y esa es la impresión que tenemos en MMC Consultores. La innovación es algo inclusivo que no se ejecuta sólo a nivel gerencial. Tenemos el enfoque en tres dimensiones: cultura, procesos y estrategias de la empresa”, manifestó Vanessa Nowak, gerente de la consultora en la zona sur.

Para Walter Marcos, gerente de CCIV, “el objetivo era poder juntar al empresariado, la academia y el Gobierno para trabajar en conjunto, pero desde la perspectiva de la crítica de cómo mejorar, de lo que están haciendo y qué se puede hacer. Los empresarios dijeron que Corfo trabajaba desde la perspectiva del centralismo en Santiago y no pensando en cómo se tiene que hacer para las regiones”.

En este sentido, Claudia Gotschlich, de la subdirección de Innovación Empresarial de Corfo en Santiago, respondió a las inquietudes que se plantearon, indicando que “es comprensible que en las regiones muchas veces existe un desconocimiento de la línea de financiamiento, porque existe un cierto temor de preguntar o saber dónde preguntar que es la primera gran barrera”.

“La idea es hacer una dirección regional que esté descentralizada, donde poder tener un único idioma que va a ayudar bastante a las postulaciones para que las empresas se acerquen a obtener un subsidio y de esta manera tener mayor innovación en la región”, agregó, ante los cuestionamientos a los formatos y la centralización de la entidad estatal.

Lecciones de Bayern

“La realidad en Valdivia es que la comunicación no existe; es difícil trabajar juntos y faltan instancias donde se generen lazos de colaboración. El interés está”, indicó a Sur Actual, Pamela Valdivia, acerca de las temáticas relevantes que se impusieron en la discusión.

La representante de Bayern en Sudamérica, expuso sobre la exitosa experiencia de Bavaria y aseguró que con la región de Los Ríos “se parecen mucho en términos naturaleza, forestal, bosque, agricultura, agua. Aquí hay una universidad que da capacidad técnica, eso también está allá. Está la voluntad aparentemente de la industria de querer hacer cosas, faltan simplemente más instancias donde se puedan juntar todos los actores a discutir, a hacer catarsis”.

Los principales desafíos apuntaron a la descentralización, simplificación de los instrumentos estatales de financiamiento, al intercambio de ideas a nivel regional a través de espacios de diálogo y al cambio cultural desde el conservadurismo de las empresas hacia la asociatividad, así como también ─ por el ambiente propicio de Valdivia─, aplicar la investigación realizada por las universidades para que repercuta en la región.