Unidad de Fiscalización regional supervisa procesos de formación en Los Ríos

Desde el año 2014 a la fecha, la dirección regional del Sence ha realizado 307 fiscalizaciones, trabajando por una mejora continua de los procesos entregados y buscando cautelar el buen uso de los recursos públicos asociados a incentivos y subsidios estatales.

IMG_2376 222 (1) (1)

En el marco de evaluación y mejora permanente de los procesos, la dirección regional del Sence Los Ríos, a través de su Unidad de Fiscalización, realizó un análisis de las visitas y supervisiones realizadas a los cursos que ha ejecutado el Servicio en la región, desde el año 2014 a la fecha. El informe arrojó cifras relacionadas con el número de fiscalizaciones realizadas por comuna, la forma de supervisión, la cantidad y tipo de irregularidades detectadas, y los sujetos a fiscalizar, entre otras variables.

La directora regional del Sence Los Ríos, Loreto Cerda, explicó que el rol de la Unidad de Fiscalización es el de cautelar el buen uso de los recursos públicos asociados a la capacitación y administrados por el Sence, velando por el cumplimiento de la legislación y normativa pertinente.

“Entre las tareas de los fiscalizadores está el retroalimentar a los encargados de programas del Servicio, identificando oportunidades de mejoras en el diseño y la ejecución de los cursos. Es así que cada año nos colocamos metas para que el beneficio que se entrega a los usuarios sea de calidad, en todos sus ámbitos, y así la formación otorgada genere frutos positivos, en cuanto a mejorar la empleabilidad y productividad de la región”, enfatizó la autoridad regional.

Destacar que entre el 2014 y 2015, se realizaron 267 inspecciones a los cursos en ejecución, con un aumento del 24 % en la segunda fecha, mientras que en lo que va de este año, ya van 40 visitas de fiscalización. De lo anterior, 261 corresponden a salidas a terreno con visita presencial en los cursos, mientras que 11 se relacionan con revisión de documentos. Asimismo, 282 fueron realizadas directamente a los cursos, mientras que en 25 el sujeto a fiscalizar se dividió entre la OMIL, el OTEC, el beneficiario, el ejecutor y la empresa.

Otro de los puntos relevantes es el resultado de las fiscalizaciones, en relación al número de irregularidades detectadas por año. Del total de supervisiones realizadas desde el año 2014 a la fecha, 144 presentaron irregularidades de diverso tipo, como falta de materiales, información errónea e infraestructura deficiente, entre otras.

Al detectarse irregularidades, se formulan cargos al infractor, el que puede presentar descargos. Una vez analizados los antecedentes, se determina la existencia o no de irregularidades y, dependiendo de la gravedad de la infracción, se aplican las multas correspondientes.

Finalmente, los datos arrojados indican que 118 organismos que se relacionan con la prestación de capacitaciones y empleo fueron fiscalizados entre el 2014 y el 2016, de los cuales 11 recibieron sanciones, que fluctúan desde 3 UTM a 50 UTM cada una. Sólo el año 2015, se recaudaron alrededor de 395 UTM por multas, monto que es reutilizado y distribuido en los programas de capacitación del Sence.