Zona saturada en Valdivia complica proyectos de vivienda rurales

Berger pidió a Medio Ambiente revisar criterio que no diferenció sectores.

estufa (1)

Complicados están los vecinos que anhelan el sueño de la casa propia en los sectores rurales, luego que se descubriera que la declaratoria de zona saturada para Valdivia los obligaría a presentar estudios de impacto ambiental pese a vivir en lugares donde no existe contaminación atmosférica por partículas en suspensión.

De ahí que el diputado RN Bernardo Berger  llamó al ministro de Medio Ambiente a explicar  las razones por las que  las comunidades rurales y costeras fueron gravados con la medida sin diferencia con los sectores urbanos, y a revertir la decisión en aquellos casos donde no hay problema de contaminación ambiental.

El parlamentario explicó que hace ya poco más de un año Valdivia fue declarada zona saturada como respuesta a los altos índices de contaminación atmosférica por material particulado que se suelen repetir en episodios y en sectores puntuales de la ciudad durante el invierno.

“Hasta ahí todo bien. El problema surge cuando se aplica la norma por igual a todo el territorio comunal, sin distinguir que salvo el radio urbano propiamente tal, en gran parte de las comunidades rurales y en la costa estos episodios no existen”, explicó.

Berger agregó que esta norma establece que para la habilitación y o ampliación de grupos de viviendas en zona bajo declaratoria de zona saturada –sin definir si un grupo son 2, 3 o cuántas-, y cuando estas tengan tratamiento individual de aguas servidas, deben necesariamente presentar una Declaratoria de Impacto Ambiental como condición a su aprobación.

“Esto nos lleva a un escenario casi ridículo y desmedido, pues hoy nos encontramos con un número importante de casos de particulares y organizaciones ubicados lejos de la ciudad y ajenos totalmente a problemas de contaminación del aire, entre ellos los comités de vivienda por subsidio rural  de Cayumapu, la Costa y Huellelhue, donde no pueden avanzar porque los proyectos deben contratar este estudio que es inaccesible para la realidad comunitaria (entre 15 a 20 millones de pesos)”, enfatizó.

Por tanto, el diputado solicitó particularmente al ministro de Medio ambiente que precise con total claridad cuáles fueron los criterios se usaron para grabar como zona saturada a la totalidad de la comuna de Valdivia y no solo a las zonas o polígonos afectados puntualmente; y específicamente para los casos de Huellehue, Cayumapu y la costa, que mediciones de calidad de aire respaldaron su inclusión.

“A mí me gustaría saber qué impide al día de hoy replantear o modificar con urgencia el territorio afectado para que no se siga castigando gratuitamente a las comunidades que nada tienen que ver con el tema de contaminación atmosférica por obviedad de localización o por medición. Además, que explique claramente la relación entre la condición de solución individual de agua servida y contaminación atmosférica por particulado, usado para definir las viviendas o proyectos afectos a la medida de presentar declaratoria de impacto, pues al día de hoy no queda clara para los acasos indicados, entre muchas otras cosas”, señaló.