Bienes Nacionales entregó concesión para uso gratuito de cementerio ancestral en Calafquén

Un total de seis comunidades mapuche de Calafquén recibieron la concesión de uso gratuito para el cementerio ancestral de la localidad, un espacio que data de unos 500 años de historia.

La entrega se oficializó en una sencilla ceremonia encabezada por el Ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio quien precisó que con ello se va resolviendo en parte la deuda histórica del Estado con las comunidades indígenas.

“Es un cementerio que ha sido ocupado por estas comunidades por largo tiempo, sin embargo se encontraba inscrito al nombre del fisco, por lo tanto era de propiedad fiscal y hoy hemos dado un paso significativo porque primero le hemos entregado la concesión a estas 6 comunidades,  lo que implica que su administración está en sus manos y en forma paralela se está tramitando la transferencia gratuita de la propiedad lo que significa que sean dueños en forma de este cementerio”, indicó.

 Lastenia Calfiñir, la presidenta de la Comunidad Pascual Calfiñir destacó la iniciativa, asegurando que se trata de un logro importante como propietarios ancestrales del camposanto. “Creemos que es un logro muy importante para nosotros como propietarios ancestrales de este camposanto porque también hemos trabajo muchos años para conseguir que se nos entregue el cementerio a las comunidades”.

El longko José Lincocheo junto con agradecer la concesión  de este terreno, se mostró confiado en poder recuperarlo de manera definitiva. “Agradezco fraternalmente a nuestras autoridades que llegaron aquí para entregar el documento y si bien no es el definitivo seguiremos trabajando para conseguir la recuperación completa de este espacio, tal como ocurrió con nuestros antepasados”.

Por su parte el alcalde de Panguipulli, René Aravena Riffo, calificó como un paso trascendental esta concesión, puesto que es la forma de legalizar esta propiedad ancestral y con  ello poder  llevar a cabo mejoras. “Es fundamental que se legalice la propiedad de estos territorios, especialmente este cementerio que ancestralmente pertenece a nuestros peñis. Con el documento que acredita la propiedad se pueden hacer mejoras con fondos fiscales así que agradecemos a Bienes Nacionales por ello”.

Cabe indicar que el cementerio tiene una superficie de 0,9 hectáreas y el documento entregado permite que su administración este a cargo de las comunidades, mientras de manera paralela se llevan a cabo las gestiones para realizar la transferencia total de este espacio.