Aproval fomenta el consumo de la leche y derivados lácteos

Seminario en USS-Valdivia.

8f6d80ea-ff29-4616-b682-6fab33d2bc28 (1)

En Chile, el consumo de leche por persona está por debajo de la recomendación que realiza la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la  Agricultura (FAO), por lo que para la Asociación de Productores de Leche de la Región de Los Ríos (Aproval) es fundamental difundir los beneficios de la leche y sus productos derivados.

Con este objetivo,  Aproval en conjunto con las empresas Alltech, Dairy Trade, Montana, Colún y la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián (USS) convocaron al seminario «Revalorizando los lácteos: entre el mito y la realidad”, con las exposiciones de la nutricionista e investigadora de la Universidad de Chile, Cynthia Barrera; la especialista en Nutrición y Dietética de la empresa Alltech-Estados Unidos, Nikki Putnam; y el investigador del Instituto de Nutrición y Tecnología de los alimentos (INTA) de la Universidad de Chile,Dr. Alfonso Valenzuela.

El director ejecutivo de Aproval, José Luis Delgado, explicó que “el gremio está empeñado en impulsar la promoción del consumo de productos lácteos. Por el hecho de ser responsables de la producción de la materia prima que mueve la cadena láctea y a partir de la experiencia de otros países, en que los productores primarios también se vinculan a estas actividades. El consumo de la leche ha sido sometido a distintos tipos de presiones: de los consumidores, por el contexto productivo y de mercado y por eso estamos convencidos de que es necesario revalorizarlo».

Además, Delgado explicó que el desafío de toda la cadena láctea es promocionar los productosque genera, utilizando distintos mecanismos y medios de comunicación, entre ellos las redes sociales  donde campañas con nulo o escaso respaldo científico se han posicionado llamando a no consumir productos derivados de la leche. «Queremos tener un rol más proactivo e ir poniendo sobre la mesa estos argumentos científicos y técnicos para que la gente -si va a tomar la decisión de consumir lácteos o no-, lo haga de manera informada y no motivada por verdaderas campañas del terror de dudosa procedencia».

Durante el seminario, que estuvo dirigido a estudiantes de la carrera de Nutrición de la USS-Sede Valdivia, la nutricionista Cynthia Barrera destacó que los lácteos constituyen el grupo de alimentos más completo y equilibrado. Además, proporcionan un elevado contenido de nutrientes en relación con el contenido calórico; aportan proteínas de alto valor biológico, lípidos, hidratos de carbono (lactosa), vitaminas liposolubles y minerales. Y además son una excelente  fuente de calcio.

“Los lácteos son el grupo de alimentos que más contribuyen a alcanzar los requerimientos diarios de calcio, por lo tanto se recomienda una ingesta diaria de dos a cuatro raciones en función de la edad y el estado fisiológico. En todas las edades, el calcio y las proteínas contribuyen a la salud de los huesos, principalmente en las etapas de la infancia y adolescencia, que es cuando se produce el crecimiento.  Además, el consumo de lácteos de la madre durante el período de embarazo y lactancia es importante», explicó Barrera.

La especialista en nutrición y dietética de Alltech-USA, Nikki Putnam, apuntó a los alimentos funcionales, la importancia que tienen los lácteos dentro de este grupo y cómo producirlos modificando la alimentación del ganado lechero. En ese contexto, relató la experiencia de la compañía Alltech, dedicada a mejorar la salud animal, agregando valor a las dietas del ganado lechero. Principalmente, se refirió a un proyecto consistente en la utilización de ácidos omega 3 y cómo este nutriente puede tener beneficios al ser traspasados a productos finales como la leche o la carne.

En tanto,  sobre los ácidos grasos omega 3, Putnam sostuvo que la población debería aumentar su consumo diario, ya que entregan distintos beneficios. «Tienen grandes beneficios, principalmente relacionados con enfermedades cardiovasculares», precisó. También estánvinculados con el normal desarrollo de la retina de las personas, en el desarrollo neuronal del hipocampo, entre otros. Ayudan a la formación del cerebro y a la formación de la visión en general y lo importante es que nosotros pudimos ver beneficios en el niño incluso dos años después de que fue alimentada la madre durante su embarazo», comentó basándose en un estudio llevado a cabo por la compañía estadounidense.

En relación al mismo tema, el doctor Alfonso Valenzuela afirmó que «los lípidos son tremendamente importantes dentro de la dieta. Si bien el requerimiento comienza en el momento de la fecundación, la etapa más importante no es ni el primer trimestre ni el segundo, sino que el tercer trimestre y, posteriormente, el primer y segundo año de vida, es ahí donde el feto y luego el lactante requiere un importante aporte de este ácido graso, omega 3».