Ciudades descompensadas. Por Daniel Muñoz, director regional TECHO – Chile Los Ríos

En la Región aún permanecen 14 campamentos, lo que puede entenderse por la fragmentación y desigualdad de realidades que generan polos de subdesarrollo, aislados y en muchos casos “invisibles”

La comuna de Valdivia pasa del lugar número 23 al 10 en el índice de calidad de vida urbana desarrollado por la Cámara Chilena De la Construcción.  Graficando esfuerzos en materia de inversión y de gestión asociada al ámbito público y privada.

Es importante destacar este logro a pesar de las importantes polémicas que han golpeado a la ciudad, como son el puente Cau Cau, los hoyos en las calles, paraderos inconclusos o congestión vehicular.  Es así como esta valoración en la calidad de vida urbana demuestra que existe preocupación y acciones en ciertos polos de desarrollo de la ciudad.

A pesar del avance, en la misma región,  aún permanecen  14 campamentos y esto puede ser entendido por la fragmentación y desigualdad de realidades que generan polos de subdesarrollo, aislados y en muchos casos “invisibles” configurándose como una característica permanente en nuestras urbes.

A falta de una visión que integre la diversidad de variables, actores y anhelos que muchas veces compiten por generar ciudad, la Comisión Nacional de Desarrollo Urbano propone un proyecto de ley para crear un nuevo instrumento de desarrollo y crecimiento urbano, ordenador, de largo plazo y constante revisión.

Más allá de los detalles, es de nuestro interés como TECHO-Chile manifestar la necesidad de integrar de forma planificada el desarrollo de vivienda social y el término de todos los campamentos en una misma línea de importancia con los diversos extremos en los que una ciudad debe avanzar. Hoy en muchas de las ciudades no son un tema de urgencia, descompensando  los esfuerzos generados por alcanzar el desarrollo deseado y manifestando que las visiones de crecimiento urbano siguen siendo desiguales.