Campaña de defensa del Bosque Antiguo Valdiviano ante la amenaza de la central eólica Pililín de Acciona, España

Informamos de las gestiones realizadas ante la empresa Acciona, tanto en Valdivia como en Madrid, para solicitar que desista de localizar su proyecto en zonas de alto valor ecológico y espiritual. 

Machi Paola Aroca con Presidenta Bachelet (1)Esta solicitud fue entregada a fines de mayo en persona a ejecutivos de Acciona durante su paso por Valdivia y formalmente reiterada ayer a través de una carta ingresada en las oficinas centrales de Acciona en Madrid. La carta fue suscrita por las 12 comunidades Lafkenche del área de influencia del proyecto y respaldada por otras 50 organizaciones. Nuestro mensaje también fue recibido ayer de manera personal por la presidenta de la República, Michelle Bachelet, durante su visita a Valdivia.

El pasado viernes 27 de mayo y a solicitud de la empresa, representantes de la Comunidad Indígena Kalfvgen y de la Agrupación Bosque Antiguo Valdiviano se reunieron con Juan Ramón Silva –director general de Área Sostenibilidad de la empresa Acciona-España– y Rodrigo Solo Téllez –gerente de Comunicaciones y Relaciones Externas, de Acciona-Chile– para solicitar el desistimiento del proyecto Central Eólica Pililín.

La invitación a reunirse fue aceptada con el propósito de entregar un mensaje al Directorio de Acciona por parte de las y los voceros de Kalfvgen y Bosque Antiguo Valdiviano. Actuando en representación exclusiva de sus propias organizaciones, estos voceros le manifestaron a los directivos de Acciona que más allá del largo listado de observaciones al Estudio de Impacto Ambiental del proyecto, el planteamiento de fondo es uno y claro: la localización de la Central Pililín es incompatible con los valores ecológicos y espirituales de la Cordillera de la Costa de Valdivia, y que no existe margen de ajuste al proyecto o a sus impactos ya que solo desistiendo de la localización propuesta se podrá responder a esta objeción de fondo.

Además, los integrantes de Kalfvgen y de Bosque Antiguo Valdiviano señalaron a los ejecutivos de Acciona que resulta incomprensible que una empresa que declara estar regida por políticas de sustentabilidad demuestre tal desconocimiento de los lugares donde buscar emplazarse. Ello pues la Central Pililín no solo impactaría grave e irreversiblemente los bosques antiguos cordilleranos, considerados de alto valor de conservación a nivel nacional e internacional. También afectaría gravemente al Santuario y Sitio Ramsar del Río Cruces y al Río Calle-Calle. Es decir, los tres ecosistemas más preciados por los valdivianos. Desconocer el valor de estos lugares e insistir en la aprobación de un proyecto ya desistido el 2012 por sus numerosas deficiencias no solo refleja desconocimiento de la identidad valdiviana sino que es una falta de respeto a la dignidad de los habitantes de este territorio, señalaron las y los voceros.

En el día de ayer, viernes 10 de junio, la embajadora por la paz de Naciones Unidas, Mariló López Garrido, acompañada del productor de TV y fotógrafo Carlos Snaimon, entregaron en las oficinas centrales de Acciona en Madrid, España, una carta suscrita por las 12 Comunidades Lafkenche del territorio potencialmente afectado por la Central Pililín y respaldada por otras 50 organizaciones, en la que se reitera la petición de desistir el proyecto.

La carta destaca las graves deficiencias del EIA presentado por Acciona, que acumuló más de 300 solicitudes de rectificación por parte de los servicios públicos regionales y un récord de 5 mil observaciones ciudadanas. Estas objeciones coinciden en que tanto la línea de base como la proyección de impactos son deficitarios en relación a: Comunidades Lafkenche y costeras, turismo, áreas protegidas, bosque valdiviano, humedal del Río Cruces y poblaciones de aves y fauna amenazadas, entre otros muchos aspectos. La carta destaca además que el proyecto es incompatible con los usos preferentes definidos para esta zona por instrumentos de planificación territorial vigentes (o en etapa de aprobación), tanto urbanos (Plan Regulador Comunal de Valdivia) como del Borde Costero (Plan de Microzonificación de Uso del Borde Costero de La Región de Los Ríos) y regional (Plan Regional de Ordenamiento Territorial).

La carta subraya el impacto irreversible que el proyecto representaría para el último gran fragmento de bosque antiguo de la Cordillera de la Costa de Valdivia, considerado una joya biológica y un hot spot de biodiversidad a nivel mundial debido a su reducida distribución geográfica y a que contiene especies que son verdaderos fósiles vivientes (como el Monito de Monte y el Olivillo Costero). Estos bosques son además la fuente genética de todos los bosques valdivianos hoy existentes en el sur de Chile y Argentina por haber sobrevivido a las glaciaciones desde al menos hace 1 millón de años. Por ello, presentan una gran riqueza de especies y altos niveles de especies endémicas amenazadas (p.e. Zorro de Darwin y Rana Darwin), destacando muchos microendemísmos. Es decir, especies que solo habitan en las microcuencas de este sensible y milenario ecosistema, como lo confirma el descubrimiento reciente de una subespecie de Monito de Monte, el que solo vive en la Cordillera Costera de Valdivia.

A lo anterior se agrega que en las cumbres más altas de la Cordillera de la Costa de Valdivia –como es el caso del cerro Pililín, donde pretende ubicarse el proyecto de Acciona– se localiza un Xren Xren o sitio de poder espiritual, reconocido por las comunidades Lafkenche que habitan la zona, el que se vería irreversiblemente dañado en caso de construirse este proyecto.

La carta le recuerda a Acciona que en muchos países europeos no está permitido instalar centrales eólicas dentro o en las cercanías de áreas protegidas, humedales y bosques naturales. Y que aunque en Chile no existan legislaciones que protejan estos lugares, los valdivianos nos caracterizamos por ser una comunidad altamente sensible ambientalmente y capaces de dar luchas ambientales emblemáticas a las que se les atribuyen cambios de fondo a la institucionalidad ambiental del país, además de la denuncia de las malas prácticas ambientales de las empresas.

La carta concluye apelando a la buena voluntad de Acciona para que desista su proyecto Central Pililín y busque una localización apropiada donde no existan bosques naturales ni humedales ni áreas protegidas ni lugares sagrados.

Finalmente, en el día de ayer, viernes 10 de Junio, en representación de esta campaña, la machi Paola Aroca Cayunao sostuvo en Valdivia un encuentro personal con la presidenta de la República, Michelle Bachelet, a quien le entregó una copia de la carta dirigida a la empresa Acciona. La Presidenta conoce ahora en detalle nuestro mensaje y las razones de nuestra petición para que Acciona desista su proyecto. Agradecemos a la Presidenta su acogida. 

El Bosque Antiguo Valdiviano NO ESTÁ SOLO

Infórmate – Difunde – Actúa