Equilibrio tarifario para reducir desigualdades. Por Seremi de Gobierno Marco Leal

Se trata de una iniciativa legal que beneficiará a 10 millones 800 mil personas. Cada uno recibirá en promedio una disminución de un 14% en sus cuentas, es decir, una rebaja de 4 mil 278 pesos.

MarcoLeal (1)Alcanzar una equidad tarifaria en Servicios Eléctricos, para que todos los chilenos paguemos prácticamente lo mismo por el consumo, independiente del lugar donde vivamos, es un ejemplo concreto del trabajo que el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet está realizando para reducir las desigualdades que nos aquejan como país.

Por largos años, los chilenos que vivían en el extremo norte o en el extremo sur, debían pagar tarifas muy distintas a las que se cancelaban en la región Metropolitana, existiendo diferencias de hasta 90% en las cuentas de luz. Esto, afortunadamente para el bolsillo de muchos chilenos quedará atrás gracias a la Ley de Equidad Tarifaria en Servicios Eléctricos, recientemente promulgada.

Y aunque parezca una ley más, no lo es, porque se trata de una iniciativa legal que beneficiará a dos millones 700 mil clientes, los que multiplicados por las cuatro personas que viven en promedio en cada hogar deja un total de 10 millones 800 mil personas beneficiadas. Cada uno recibirá en promedio una disminución de un 14% en sus cuentas, es decir, una rebaja de 4 mil 278 pesos.

Otro de los puntos destacados de esta ley es el reconocimiento a la generación local de electricidad. Hasta ahora ocurría que los hogares de algunas comunas que generaban energía recibían tarifas elevadas. Esto se corrige, porque ahora 63 ciudades que apoyan al Sistema Interconectado Central (SIC) recibirán un subsidio que hará que sus habitantes paguen menos en sus respectivas cuentas de luz. Esta medida comenzará a ser aplicada en septiembre de este año, mientras que la equidad tarifaria en diciembre.

Finalmente, otro de los puntos más destacables de esta iniciativa legal es que trae consigo el término del cobro por corte y reposición, lo que en otras palabras implica que las empresas no podrán realizar un cobro adicional por volver a conectar el servicio en hogares donde se haya dejado de pagar la cuenta de la luz. Esto apunta a ayudar a las familias de escasos recursos que por distintos motivos no han podido pagar y han sufrido el corte del suministro eléctrico.

Con esto, nuevamente nuestro Gobierno cumple con reducir las brechas sociales, dándole un nuevo impulso al país, en el cual la calidad de vida de los chilenos y chilenas pasa a ser el punto central de nuestro desarrollo.