Estudiantes de Valdivia marcharon por una “educación pública, gratuita y de calidad”

Cerca de mil estudiantes universitarios y secundarios de la capital de Los Ríos marcharon este jueves bajo la consigna “llegó el momento de la educación pública, gratuita y de calidad”.

La multitudinaria manifestación – convocada por la Confech – comenzó pasada las 13:00 horas. Desde los campus Isla Teja y Miraflores de la U. Austral de Chile (UACh) salieron los universitarios, mientras que lo secundarios hicieron lo propio desde la Plaza Simón Bolívar. Las columnas de manifestantes confluyeron en la Plaza de la República y luego recorrieron junto a una batucada y un grupo de danza las principales calles de la ciudad.

En esa línea, la presidenta de la Federación de Estudiantes de la Uach, Nicole Cornejo, destacó el cambio de recorrido de la movilización, pues esta vez la marcha culminó en avenida General Lagos, cerca del campus Miraflores. “Hicimos un recorrido diferente, justamente porque queremos visibilizar las demandas ante la comunidad valdiviana. Además, queremos que se hable de nuestras demandas y no de la violencia que se produce después de las marchas. Estamos cansados de la criminalización del movimiento social. Por lo tanto, lo que hicimos fue mostrar una marcha multitudinaria y colorida que busca transformar la educación que tenemos actualmente en Chile”, afirmó Cornejo.

La también vocera de la zonal sur de la Confech agregó que “estamos demostrando que el movimiento estudiantil sigue vivo y con ganas de movilizarse. Es momento que el gobierno escuche las propuestas que hemos planteado. No basta con eliminar el mercado en la educación, sino que tiene que producirse también la expansión de la educación pública. No puede ser que se pretendan eliminar universidades que lucran y que esos estudiantes no tengan posibilidad de ingresar a la educación pública, gratuita y de calidad”.

Finalmente, la presidenta de la Feuach puntualizó que las tres principales demandas del movimiento estudiantil son: la expansión de la educación pública; financiamiento y gratuidad y un nuevo marco regulatorio.

Texto y fotos: Luis Contreras León