Seremi de Educación Erna Guerra: Reforma Educación Superior

Hacer una política que reforme el sistema educativo actual, implica asumir los costos políticos en lo inmediato, dada la complejidad de intereses y actores en juego, pero que redundará en un país mucho más justo y desarrollado en el largo plazo.

El proyecto de Ley que Reforma la Educación Superior, desarrollado y presentado al Congreso por el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, es un precedente histórico que da un vuelco al sistema educativo implementado durante largos años, el cual reemplazó el rol central del Estado en la dirección y supervisión del sistema por los mecanismos de mercado que han mercantilizado este derecho y endeudado a los ciudadanos.

Hacer una política que reforme el sistema educativo actual, implica asumir los costos políticos en lo inmediato, dada la complejidad de intereses y actores en juego, pero que redundará en un país mucho más justo y desarrollado en el largo plazo. En este sentido la Nueva Mayoría desde que inició su mandato, comenzó a trabajar leyes y proyectos para entregar una educación integral, de calidad e inclusiva para todos los ciudadanos, desde la primera infancia hasta la educación superior, para que estos independiente de las condiciones económicas o circunstancias sociales puedan acceder con equidad a las mismas oportunidades, para así lograr su mayor realización material y espiritual posible.

Sabemos que nuestras universidades e institutos han avanzado en materia de cobertura, pero aún quedan jóvenes con talento que no se incorporan a la educación superior. Es por ello que en esta reforma se han trabajado los objetivos de Calidad, Equidad e Inclusión y Pertinencia del quehacer de la Educación Superior, fundamentos que sin duda constituyen las bases para la construcción de sistema de Educación Superior.

El proyecto de Ley de Reforma de Educación Superior aumenta el financiamiento público y a través de la gratuidad permite que las familias que hoy pertenecen hasta el 5to decil accedan de manera efectiva a la educación superior, beneficio que avanzará de forma gradual ampliándose a CFT e IP, llegando al 6 decil de cobertura en 2018.

Igualmente  se crea una garantía de calidad y resguardo de la fe pública y un ejemplo de ello es la prohibición efectiva del fin al lucro, y se promueve la equidad y la inclusión. Con la creación de la Superintendencia de Educación Superior se fortalece la Educación Superior Estatal y la formación técnico profesional,  o que igualmente permitirá fiscalizar a las instituciones que hoy no cuentan con regulación respecto del uso de sus recursos, ya sean públicos o privados, todo esto consolida un sistema de Educación Superior, que aporta al desarrollo social, cultural y económico de país y sus regiones. 

Otro elemento valorado por parte de los actores, es la creación de la Subsecretaría de Educación Superior, que será el órgano rector de las políticas públicas en  materia de educación universitaria, siendo igualmente el encargado de dirigir el nuevo sistema común de acceso a la educación superior, la iniciativa igualmente fortalece la Educación Técnico Profesional para ponerla al día con las nuevas exigencias del mundo del trabajo. 

Nuestro compromiso hoy está en marcha, y el proyecto de Reforma que se ha trabajado durante estos últimos meses es fruto del diálogo, el cual ha puesto por delante las necesidades de las nuevas generaciones de estudiantes y de sus familias. Igualmente es fruto de un trabajo responsable en base a un mecanismo realista y gradual, lo que no significa que se pierda el foco de la calidad de la Educación Superior.

Sur Actual