Isla Huapi mejorará su agricultura gracias a la llegada de Riego Intrapredial

Una visita informativa y de inspección al proyecto de riego en Isla Huapi, comuna de Futrono, realizó el director regional de INDAP, Jorge Sánchez, tras finalizar la marcha blanca de la primera etapa de una obra pionera en Sudamérica y que muestra las instalaciones de un eficiente sistema de impulsión fotovoltaica, que proporcionará riego, aproximadamente, a 120 familias de la isla.

El recorrido estuvo acompañado del jefe del Departamento de Riego, Homero Barría, del profesional de apoyo, Maximiliano Cifuentes, funcionarios de la agencia de área de Paillaco y de profesionales de la municipalidad de Futrono y equipo Prodesal.

Además, de las 95 familias que pertenecen al Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI), que se verán beneficiadas con riego intrapredial, para los cultivos de hortalizas, leguminosas y papas, la municipalidad de Futrono contribuirá con 27 familias, para ampliar la cobertura a casi el 100% de la población en Huapi.

El equipo de profesionales se reunieron y conversaron con los vecinos y luego realizaron un recorrido de inspección por las cuatro instalaciones de paneles fotovoltaicos que existen en la isla: Treng Treng, que agrupa a las familias del sector norte; y los proyectos ubicados en Puerto Sur, Puirre y Huichoco, que concentra a los usuarios del centro y del sur de Huapi. Los paneles tienen una potencia máxima de 134 kilowatts; mientras, los embalses, una capacidad útil de 600 metros cúbicos.

El director regional, Jorge Sánchez, subrayó “en la visita de inspección a las obras y la reunión que sostuvimos con la comunidad, vimos con satisfacción el impacto que ha generado este proyecto, porque sin duda forjará un impacto productivo y social, tanto en la isla como en Futrono. De esta forma, estamos dando cumplimiento con nuestros pueblos originarios y con los sectores más apartados de la región, como lo ha solicitado la Presidenta Bachelet”.

El jefe del Departamento de Riego de INDAP, Homero Barría, explicó que el proyecto extrae agua del Lago Ranco gracias a bombas que son impulsadas con energía solar fotovoltaica, “esa energía permite que al agua se distribuya a distintos acumuladores los que hacen una capacidad de un millón de litros y desde estos tranques el agua se distribuye de manera gravitacional hacia las casas, para que las familias que pertenecen al Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI), puedan regar sus cultivos”.