Laneras de Las Coloradas: tejedoras de sueños y coloridos

Llegar hasta Las Coloradas no es fácil, su única vía de acceso es marítima, el tiempo de traslado es de 45 minutos en una lancha que sale desde el muelle de Niebla, en Valdivia hasta el muelle Las Coloradas en Isla del Rey, comuna de Corral, región de Los Ríos. Esta realidad la viven cientos de habitantes del sector, pero especialmente 20 mujeres usuarias del programa Prodesal, INDAP Valdivia que se dedican a una milenaria técnica: El Tejido.

El sonido de los palillos de madera cuando chocan las puntas,  el destello de la lana en el witral, el desenredo de los ovillos de fuertes colores, hacen que este grupo de mujeres se destaquen por sus telares decorativos, por sus coloridos chalecos, por sus abrigadoras bufandas, elegantes pieceras y otras prendas que son tejidas con pasión y amor, tal cual lo destaca Teotista López, artesana en lana cruda.

“Mi pasión es hacer toda clase de tejidos y hace más de 18 años que lo practico.  Nuestros logros han sido gracias a INDAP, porque nos dio las bases para trabajar en lo que nos gusta, comenzamos con cursos de tejidos, teñido natural de la lana y entre nosotras nos hemos apoyado y compartido el conocimiento;  mientras que, Prodesal nos ha ayudado a comercializar nuestros tejidos y hemos participado de todas las Expo, generando un circuito de ventas posterior a las muestras y esto es muy positivo para nuestra economía familiar”, explica López.

Las Laneras de Las Coloradas trabajan su propia explotación ovina,  sacan la lana, la lavan, luego la escarmenan y la secan,  y de esta forma convergen técnicas de tejido, tratamiento de teñido y manipulación de texturas. Con estas variables, estas 20 mujeres han desarrollado un trabajo con creatividad, color y técnicas, donde de alguna manera se puede ver lo simple con otros ojos y desencadenar algo nuevo y con valor.

Silvia Meza, lanera de Las Coloradas, se especializó en la técnica del telar mapuche, dice que es su sueño y su refugio, “junto al resto de mis compañeras, comencé a participar de los cursos de telar, por información que nos proporcionaron INDAP y Prodesal;  sin embargo, fui la única que me dediqué y especialicé en el arte del textil mapuche, y esto me ha permitido dar clases, vender mis vestimentas de manera particular,  he participado con mucho éxito de importantes ferias en la región y, actualmente, soy monitoria de telar mapuche, por eso quiero agradecer a INDAP porque nos dio a oportunidad de profesionalizar nuestro rubro”.

Agrega, “ahora con el apoyo de INDAP y Prodesal, haremos los trámites para formalizarnos como agrupación y así podremos comercializar establecidamente nuestra textilería en la capital regional,  porque buscamos que más gente conozcan nuestros trabajos,  que son únicos”.

En tanto, el director regional de INDAP, Jorge Sánchez, destacó el trabajo que llevan a cabo con mucho esfuerzo Las Laneras de Las Coloradas,  “ellas son un ejemplo de empuje y esfuerzo, han participado con mucho éxito en las dos versiones de la Expo Tejidos que hemos realizado en Valdivia y, por lo mismo, proyectamos planificar a mediano y largo plazo acciones tendientes a fortalecer a la organización, de manera que estas usuarias puedan mejorar aún más las condiciones de asociatividad y proyecciones laborales que se merecen”.