Avanza proyecto que otorga bono al retiro a profesores

Senador Alfonso De Urresti informó que iniciativa fue aprobada ayer en el Senado, en su primer trámite. 

urrestiLa Sala del Senado aprobó ayer el proyecto que permite a los profesionales de la educación acceder a una bonificación por retiro voluntario, iniciativa que ahora pasa a su segundo trámite a la Cámara de Diputados.

Según explicó el senador Alfonso De Urresti, el proyecto de ley tiene por objeto extender durante nueve años, la aplicación del plan de retiro voluntario establecido en la ley Nº 20.822, permitiendo que los profesionales de la educación del sector municipal y de los establecimientos de administración delegada puedan acogerse a él y así contar con la certeza que al término de su vida laboral tendrán derecho a una bonificación por retiro, como justa retribución a la función realizada.

Durante su intervención en Sala, el senador De Urresti manifestó que si bien es importante poder contar con estos bonos,  existe un problema de fondo que se debe abordar. “Hay una tremenda inequidad en materia de jubilaciones. Deberíamos tener una carrera docente, no un bono de incentivo al retiro. La idea es que el profesor reciba una tasa no menor a un 70% que le permita vivir de manera similar a como hoy lo hace. El debate de fondo es la necesidad de terminar con un sistema colapsado como es la AFP. Coincido en que hay que darle cuerpo a las conclusiones de la Comisión Bravo”.

El proyecto de ley establece que:  

– Se extiende la bonificación por retiro voluntario, que la ley Nº 20.822 otorga a los profesionales de la educación, a aquellos que, perteneciendo a una dotación docente del sector municipal, -administrada directamente por las municipalidades o por corporaciones municipales, ya sea en calidad de titulares o contratados- o estén contratados en los establecimientos de administración delegada,  que entre el 1° de enero de 2016 y el 30 de junio de 2024, hayan cumplido o cumplan la edad legal para pensionarse por vejez, siempre que presenten y hagan efectiva su renuncia voluntaria, respecto del total de horas que sirven en los organismos antes señalados, de acuerdo a los plazos que se fijan.

– Podrán acceder a la bonificación hasta un total de 20.000 beneficiarios, fijándose las cantidades máximas por año, las que van desde los 1.500 en el año 2016 a 2.300 en el año 2024, pudiendo incrementarse con los cupos que no hubieren sido utilizados en los años anteriores.

– Este beneficio ascenderá hasta un monto de $21.500.000 y será proporcional a las horas de contrato y los años de servicio o fracción superior a 6 meses en la respectiva institución municipal.  El tope máximo de la bonificación corresponderá al profesional de la educación que tenga 11 o más años de servicio y un contrato de 37 a 44 horas.

– Establece normas especiales para el cálculo de la bonificación de cada profesional de la educación; la renuncia al cargo y postulación al beneficio ante la Subsecretaría de Educación.

– Regula los criterios de adjudicación de los beneficios a los que deberá ajustarse la Subsecretaría de Educación, en los casos en que exista un mayor número de postulantes que cupos disponibles para un año determinado.

– Aquellos que cumpliendo los requisitos para acceder a la bonificación, no sean adjudicatarios de un cupo, serán incorporados en forma preferente al listado de seleccionados del proceso correspondiente al año o años siguientes, sin necesidad de realizar una nueva postulación.

– Hace compatible esta bonificación con el bono post laboral.

– Regula el pago de estos beneficios y la forma de su financiamiento.