Programa de Educación Ambiental Intercultural busca fortalecer valoración del bosque en estudiantes de Panguipulli, Liquiñe y Coñaripe

La iniciativa, apoyada por SIMEF, comenzó a implementarse en el mes de junio y se extenderá hasta diciembre de este año, viene a reforzar el trabajo que desde hace cuatro años se viene realizando en materia de educación ambiental en las escuelas de la comuna de Panguipulli.

Un programa de educación ambiental intercultural, que busca generar conciencia en estudiantes de escuelas de Panguipulli, Liquiñe y Coñaripe, sobre la importancia del bosque nativo, se encuentran implementando Bosque Modelo Panguipulli (BMP), Instituto Forestal (INFOR), Programa Especial de Salud y Pueblos Indígenas (PESPI) y el proyecto Sistema Integrado de Monitoreo y Evaluación de Ecosistemas Forestales (SIMEF).

La iniciativa, que comenzó a ejecutarse en el mes de junio y se extenderá hasta diciembre de este año, viene a reforzar el trabajo en educación ambiental que desde hace cuatro años viene realizando BMP en el territorio.

Los objetivos que considera este programa de educación ambiental, vienen a reforzar en los niños y niñas el conocimiento y la valoración de las funciones que cumple el bosque nativo, tanto como hábitat para la biodiversidad del territorio, como su importancia como proveedor de bienes y servicios para la sociedad y el significado cultural que tiene para la comunidad local.

Bernardo Pilquinao, encargado de educación ambiental de INFOR, comentó que este programa ha tenido un gran recibimiento por parte de las diez escuelas seleccionadas, quienes han demostrado un gran interés y entusiasmo por participar. 

“Este interés se explica por la importancia que el bosque nativo tiene para las comunidades locales de nuestra región, ya que tiene una incidencia directa en sus formas de vida, fundamentalmente a través de la provisión de agua, alimentos, hierbas medicinales, productos madereros, artesanía y, sobre todo, de su riqueza cultural y espiritual, principalmente para el pueblo mapuche”, explica Pilquinao.

Cabe mencionar que Bosque Modelo Panguipulli (región de Los Ríos)  es junto a Bosque Modelo Cachapoal (región de O’Higgins), los dos pilotos que el SIMEF está desarrollando a nivel nacional, para planificar e implementar experiencias en manejo forestal sostenible, mediante la participación activa de sus comunidades. 

Esta iniciativa es ejecutada por el Instituto Forestal (INFOR), tiene como coejecutores a la Corporación Nacional Forestal (CONAF) y al Centro de Información de Recursos Naturales (CIREN). Su implementación está a cargo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y cuenta con el financiamiento del Gobierno de Chile y del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF). 

INTERCULTURALIDAD 

El componente intercultural es un tema que destaca en este programa de educación ambiental, ya que tanto los contenidos como la metodología que se implementa, consideran el origen y tradiciones de los estudiantes que participan de esta iniciativa, en su mayoría mapuche, lo que permite entregar en forma más pertinente los conocimientos y la información en torno al bosque nativo.

Iván Alves, profesor encargado de la Escuela Rural Carirriñe, evaluó positivamente la iniciativa, ya que consideró muy importante generar conciencia, especialmente en los niños de educación básica, sobre la importancia del bosque, el cual –según su visión- está siendo sobreexplotado, y que son ellos los que pueden cambiar esta mentalidad y ayudar a conservar las especies nativas. 

Asimismo, el docente valoró que este programa de educación ambiental refuerce los elementos de interculturalidad en sus contenidos, considerando que la mayoría de los niños de este territorio son de origen mapuche. “Es importante relevar sus tradiciones ancestrales y que sigan manteniéndolas, tal como lo hacen sus padres, madres y abuelos”, destacó . 

Luis Molina, profesional de Bosque Modelo Panguipulli (BMP), explica que la metodología que se está aplicando, es la misma que como BMP han venido realizando desde hace cuatro años, cuando se comenzó a trabajar con los estudiantes de las escuelas del territorio, es decir, con talleres didácticos, participativos e interactivos, con el fin facilitar el interés y el aprendizaje de los alumnos.

“Implementamos un taller por mes, en las diez escuelas, donde estamos abordando seis módulos con las temáticas: Bosque Nativo y Servicios Ecosistémicos, Biodiversidad, Bosque y Sociedad, Bosque y Salud, Bosque y Agua, y Productos y Alimentos del Bosque”, indica Molina.

Las escuelas que participan de este programa de educación ambiental intercultural, pertenecen a las localidades de Liquiñe (escuelas de Nueva Liquiñe, Llonquén, Trafún Chico, Rehueico, Carirriñe y Cachín); Coñaripe (escuela particular de Pucura); y la ciudad de Panguipulli (escuelas Manuel Anabalón, Claudio Arrau y San Sebastián).

Sur Actual