Municipio certificó a 32 emprendedores chocolateros y artesanos

El Departamento de Desarrollo Económico a través de la unidad de Fomento Productivo realizó la ceremonia de certificación de sus cursos de perfeccionamiento a 32 emprendedores en las áreas de chocolateros y artesanía textil urbana.

Los emprendedores que participaron en ambos cursos son integrantes del Club de Emprendimiento y se perfeccionaron en clases semanales durante alrededor de dos meses. 

El administrador municipal, Eduardo Berger, sostuvo que “se realizó lo que es la certificación dentro del Club de Emprendedores, que es una iniciativa de nuestro alcalde, Omar Sabat, que se creó el año 2014, con la finalidad de colaborar y de calificar  a distintos emprendedores en diversas áreas; en este caso fue de artesanía en tejido y chocolatería”.

En el curso de chocolateros estudiaron conceptos relacionados con el chocolate, la historia de este y aprendieron a identificar los diferentes chocolates y coberturas tanto sucedáneos como originales, además de manejar la técnica de templado y relleno. En este curso serán 19 las personas que recibirán su certificado. 

Claudia Pradenas, chocolatier certificada y dueña de la marca “Bombones de Clau”, quien fue una de las encargadas de enseñarles a los emprendedores chocolateros,  dijo que “esto no habría sido posible sin la ayuda de la municipalidad en conjunto con Fomento Productivo. El grupo que se hizo y se formó, les enseñamos pasión y delicadeza, donde cada uno de ellos descubrió cada una de sus habilidades y talentos”.

Por otra parte, el curso de artesanía textil las emprendedoras aprendieron técnicas relativas al teñido con tintes naturales que se pueden recolectar dentro de la ciudad, estudiaron bases para hacer colecciones con diseños propios y todo lo relacionado con la creación y paleta de colores a aplicar en sus diseños, además de ver distintas modalidades para presentar sus productos en ferias. 

Marianne Meïer, Encargada de Coordinar el Seminario del Taller de Textil, enfatizó en que “el seminario lo pensamos como un trabajo interdisciplinario, por eso abordamos el tema de los tintes naturales, del diseño de elaboración de una colección de vestuario que las artesanas entendieran que tiene que haber un motivo de inspiración, una historia que cuente el vestuario para poder generar identidad”.

La jornada finalizó con la degustación de los chocolates hechos por los emprendedores de este rubro.