Ministra Maggi: “El Poder Judicial ha estado siempre preocupado de colaborar en todo lo que sea posible”

La ministra de la Corte Suprema y encargada de asuntos de Familia, Rosa María Maggi, explicó hoy –martes 13 de septiembre- los alcances del Informe Nacional de Visitas a Hogares y Residencias de Protección Red SENAME y Privados.

El documento contiene en sus páginas la compilación, revisión y el análisis de las observaciones efectuadas por los Jueces con competencia en materias de Familia, en relación a las visitas desarrolladas a establecimientos residenciales de protección, llevadas a cabo durante el primer semestre del año 2016, en cada una de las jurisdicciones del territorio nacional.

La autoridad explicó que «el Poder Juidicial ha estado siempre preocupado  de colaborar en todo lo que sea posible de acuerdo con sus medios y su alcance para poder solucionar la problemática en que están los niños, niñas y adolescentes  que están sometidos a medidas de protección. Entonces, naturalmente, tratamos de hacer algo que sirviera para la adopción de las medidas necesarias y que se concentraran todos los requerimientos de los jueces,  de tal manera que ojalá en la próxima visita  del segundo semestre, cada uno de los tribunales pueda controlar el evance de sus informes».

La autoridad judicial sostuvo que pese a que la institución no tiene todas las competencias para solucionar las necesidades detectadas en el informe, se han iniciado una serie de acciones que buscan apoyar a las autoridades respectivas. «Hay bastantes acciones que han partido desde el Poder Judicial. Por ejemplo, para controlar las medidas de protección existen tres centros en Valparaíso, Antofagasta y Concepción que son unidades que se dedican exclusivamente a revisar las medidas dictadas por los tribunales. Hay una mesa técnica con el Servicio Nacional de Menores y el Ministerio de Justicia, la que -mediante un convenio-,  busca una mejor interconexión para que los jueces sepan la oferta programática  del Sename y conocer los requerimientos más exactos, lo que comenzará prontamente en Arica e Iquique. Además, hay un proyecto de desinternación en curso con el Consejo Nacional de la Infancia para niños menores de 3 años, en Valparaíso y Concepción, para reforzar las medidas e ir eliminando el número de niños que están en estos hogares».

La ministra Maggi explicó que cambiar el modelo actual es una iniciativa mayor, pero resaltó que con el informe publicado se demuestra el trabajo serio de los jueces de Familia. «Indudablemente ya mucho hacen los tribunales con el trabajo de tener absolutamente identificados todos los niños que están bajo una medida de protección, porque sabemos en que lugar están y estas exigencias van apuntando a mejores condiciones en educación, estructuras, servicios básicos y equipos.  Desde el Poder Judicial ha estado siempre la mirada de colaborar de la mejor manera».

Por último, la ministra de la Corte Suprema fue enfática en recalcar que la situación de vulnerabilidad  de los niños, niñas y adolescentes de nuestro país debe contar con una mirada multisistémica y multidimensional, que aborde los conflictos que nacen de las propias familias. «Hay que tener recursos para, ojalá,  poder atender a la familia completa, conocer y atender los problemas que enfrenta esa familia, ya que por alguna razón esos niños tienen que ir a un regimen residencial», concluyó.

Leer informe completo

Dirección Comunicaciones Poder Judicial