Director regional TECHO-Chile, Daniel Muñoz: La oportunidad de terminar con los campamentos

Terminar con los campamentos poniendo a las familias por delante es considerarlos a ellos al centro de las decisiones.

Las cifras que hoy tenemos en materia de campamentos en Los Ríos no son para celebrar, sino más bien deben ser entendidas como una oportunidad única y quizás irrepetible, pues son pocas las regiones que decrecen en número de familias que viven en asentamientos (50 % menos desde el 2011 en Los Ríos) habiendo índices elevados de pobreza, bajos sueldos ($393.117 mensual) y más de 2000 nuevos cesantes; esto marca una tendencia, pero muy frágil.

Es importante reconocer la labor desarrollada por el Ministerio de Vivienda en la entrega de subsidios habitacionales, y por las municipalidades -en conjunto con  el Ministerio de Bienes Nacionales- en la regularización de propiedades. Ambos factores han sido claves para ser hoy una de las pocas regiones que realmente puede terminar con los campamentos. Así también, son estos actores los llamados a desarrollar un enfoque intersectorial para que la idea de terminar con los campamentos tome urgencia y se convierta en una bandera de lucha para la generación de la “región modelo” que se quiere lograr.

Los 13 campamentos que quedan y sus 573 familias están organizadas en comunidades que han planteado abiertamente, desde la Mesa Regional de Campamentos, su intención de terminar con los asentamientos y han propuesto acciones claras para avanzar con este objetivo. Sin embargo, requieren de apoyo. No bastará con avanzar 5 años más y tener una cifra aún más pequeña de campamentos si eso implican 5 años más de sufrimientos y políticas caritativas para las familias.

Terminar con los campamentos poniendo a las familias por delante es considerarlos a ellos al centro de las decisiones pues, como ha dicho la ministra Saball: “ya no basta con entregar viviendas sino que construir barrios amables en entornos adecuados”. Para nosotros eso se logra desde las mismas comunidades, entendiendo su realidad particular, sus objetivos, problemas y forma de habitar. Que el término de campamentos sea sin conflictos urbanos basados en prejuicios y discriminación,  con proyectos innovadores desde su arquitectura y propuesta urbana, fuera de la periferia y hasta ocupando espacios en los centros urbanos y siendo articulados desde una Mesa Regional de Campamentos donde quienes habitan estos lugares son reconocidos como ciudadanos activos y propositivos.

Daniel Muñoz Velásquez – Director Regional TECHO –Chile – Región de Los Ríos

Sur Actual