Saesa lanza campaña que busca prevenir hurto de energía eléctrica y sus riesgos asociados

En los últimos tres años, más de 25 mil hogares en Osorno, Valdivia y Puerto Montt, detectados con conexiones ilegales al tendido eléctrico.

El hurto de energía conlleva riesgos importantes para la comunidad como electrocuciones, quemaduras, incendios, explosiones, daños a la red eléctrica, entre otros.  Las pérdidas de energía de SAESA, asociado al hurto de energía, actualmente equivalen al consumo de una ciudad de aproximadamente 84 mil personas, lo que equivale a 2 meses de consumo de la ciudad de Puerto Varas.  La empresa habilitó un teléfono de denuncia anónima (800 362586 – 227962113), para que las personas reporten las malas prácticas asociadas al hurto de energía.

En su constante compromiso por generar conciencia acerca del cuidado de la energía eléctrica y los riesgos sociales que esto genera, SAESA, principal compañía de distribución de energía eléctrica en las regiones de Los Ríos y Los Lagos, en conjunto con ALTO, empresa dedicada a la prevención de delitos, lanzaron una campaña de información que invita a denunciar irregularidades asociadas al hurto de energía por tratarse de hechos que traen consigo una serie de riesgos para la comunidad.

La iniciativa, bajo el slogan “El hurto de energía te puede dejar como loro en el alambre”, fue lanzada en las ciudades de Valdivia, Osorno y Puerto Montt, y su objetivo principal es prevenir el hurto de energía, dando a conocer los riesgos a los que se exponen quienes incurren en este delito, así como también poner a disposición un número telefónico y sitio web para que, tanto testigos como terceros afectados, puedan denunciar las malas prácticas asociadas a estos hechos. Junto a esto, también se reforzarán los operativos en terreno, material informativo y se gestionará un plan de charlas preventivas en juntas de vecinos, colegios, policías, entre otras medidas.

Cabe destacar que las pérdidas de energía de SAESA, asociadas al hurto, actualmente equivalen al consumo de una ciudad de aproximadamente 84 mil habitantes, lo que corresponde a 2 meses de consumo de una ciudad como Puerto Varas. En los últimos tres años se han detectado de manera transversal más de 25 mil hogares con conexiones ilegales.

Para SAESA crear conciencia acerca de los riesgos sociales que trae el hurto de energía es clave y se enmarca en su filosofía de ser responsables con el futuro. La comunidad completa se ve perjudicada por esta acción, ya que afectan negativamente la calidad y continuidad del servicio en los sectores que estos se producen, junto con poner en riesgo la vida de todos. La empresa hizo un llamado a los vecinos a denunciar estas acciones irresponsables y proteger a todos.

Riesgos a la comunidad y penas asociadas

El hurto de energía pone en serio riesgo la seguridad no sólo de quienes incurren en estas prácticas, sino que también de las familias, sus hogares y la comunidad en general, que sí mantienen un consumo regular y responsable de este suministro. Una vivienda conectada ilegalmente a la red consume hasta dos veces más energía que un hogar en situación regular. 

Esto perjudica la calidad y continuidad del suministro. Entre los riesgos más frecuentes:

Riesgos de electrocución

Quemaduras

Incendios y explosiones

Daños a la red eléctrica, afectando la calidad y continuidad del servicio de todos

Daños a los artefactos eléctricos por sobrecargas

Las formas utilizadas para sustraer electricidad pueden ir desde precarias conexiones a la red eléctrica hasta sofisticados dispositivos que buscan burlar los sistemas de medición de la compañía. Ambos corresponden a la misma clase de delito y son extremadamente peligrosos y perjudiciales para la comunidad. Las irregularidades más comunes son: conexiones antes del medidor de electricidad, intervención del equipo de medida, conexiones directas a la red.

Nicole Mashini, Directora de Proyecto de ALTO destacó que “el objetivo de nuestro trabajo con SAESA es educar a la ciudadanía y generar conciencia sobre los riesgos que provocan las conexiones irregulares al tendido eléctrico. Asimismo, detectar y perseguir penalmente este tipo de hechos que son perjudiciales para toda la comunidad”, enfatizó.

Cabe destacar que el hurto de energía eléctrica, es un delito que acarrea penas importantes que pueden ir desde los 61 días de presidio hasta los 5 años, dependiendo del avalúo de los consumos no registrados y 20 UTM de multa.

Como parte de la campaña, la comunidad puede denunciar todas aquellas irregularidades asociadas al mal uso de la energía, de forma anónima, a través del sitio web www.altodenuncia.com y a través de los teléfonos 800 362 586 o al 227962113. 

Acerca de Grupo ALTO

GRUPO ALTO nace el año 2003 con el objetivo de ser un aporte a la sociedad a través de la generación de soluciones innovadoras e integrales que buscan disminuir pérdidas ocasionadas por delitos patrimoniales (principalmente robos, hurtos y fraudes) que afectan a las empresas y que impactan directamente su estado de resultados.

Por Alexandra Pacheco – Periodista Senior.