WWF llama a la participación para apoyar norma secundaria de calidad de agua para el río Valdivia

Luego de que el Tercer Tribunal Ambiental acogiera reclamación y dejara sin efecto la norma, organización de conservación reitera que ésta no constituye una amenaza para las actividades productivas de la región.   

valdiviaLa organización de conservación ambiental WWF Chile llamó a respaldar la Norma Secundaria de Calidad Ambiental (NSCA) para la protección de las aguas del río Valdivia, enfatizando que ésta no constituye una amenaza para las actividades productivas de la región.

Así lo subrayó Laura Catalán, encargada de Agua y Biodiversidad de WWF Chile, quien explicó que esta norma secundaria, por definición, está orientada a la protección del ecosistema y en ningún caso podría afectar a las empresas que desarrollan su actividad en torno al río. “La norma no tiene la facultad de influir sobre las compañías. No posee el carácter de norma de emisión, por lo tanto no tiene impacto en ninguna de las empresas que usan agua”, sostuvo.

“Este instrumento permitirá definir los umbrales de tolerancia que posee el ecosistema acuático, con el propósito de no superar su capacidad de resiliencia y proporcionar un desarrollo sustentable, es decir, que podamos seguir disfrutando de los servicios ecosistémicos que proporciona esta cuenca, en forma duradera en el tiempo”, agregó la experta.

El fallo del Tercer Tribunal Ambiental, que acogió la reclamación de empresarios y Celulosa Arauco, dejando sin efecto la norma,  obliga a elaborar un nuevo Análisis General de Impacto Económico y Social. Éste debe incluir un proceso de participación ciudadana.

En este sentido, WWF Chile hace un llamado a participar de las instancias para la validación de esta norma, ya que es una herramienta que permitirá avanzar a un nuevo sistema de gobernanza para el agua de Valdivia en beneficio de todos. Esto, principalmente debido a la importancia de los servicios ecosistémicos que provee esta cuenca, siendo el principal de ellos la provisión de agua dulce para consumo humano de toda la población de Valdivia, así como también su uso para riego y actividades productivas que sustentan el desarrollo de la región. Igualmente destacable es la gran cobertura de bosque nativo existente en esta área, así como el circuito Siete Lagos, que posee un alto valor ambiental y turístico.