Dr. Carlos Schultz: “La mamografía es el examen clave para prevenir el cáncer de mama”

Durante el mes de octubre, al igual que cada año en esta época, la Unidad de Patología Mamaria (UPM) conmemora el mes del cáncer de mamas con énfasis en la prevención y la detección temprana.

En Chile, esta enfermedad es la primera causa de muerte más frecuente de la población femenina, por lo que la mamografía es clave para su descubrimiento. Fomentar el autocuidado y generar conciencia entre las valdivianas sobre la importancia de realizar chequeos médicos para reducir su riesgo es una de las consignas de la Unidad de Patología Mamaria (UPM) del Hospital Regional de Valdivia.

El doctor Carlos Schultz, cirujano integrante del equipo médico de la UPM, señala que esta “es un pilar fundamental para el diagnóstico precoz de este tipo de cáncer, atendiendo cualquier tipo de patología mamaria, pero específicamente enfocada a la pesquisa, tratamiento y seguimiento del cáncer”.

Unidad de Patología Mamaria (UPM)

Para llegar a detectar un cáncer de mama es necesario dar el primer paso y consultar con un profesional médico o matrona,  quien examinará a la mujer y dará la orden para la realización del examen; luego, frente a la sospecha de cáncer mamario, y en caso de que el resultado esté alterado, la persona se deriva a la UPM, sección compuesta por un equipo multidisciplinario enfocado al tratamiento de esta enfermedad. “Trabajamos con un equipo de anatomía patológica dedicado a analizar las biopsias, incluyendo radiólogos, oncólogos y cirujanos, entre otros profesionales, lo cual convierte a esta en una unidad completa, con gente realmente comprometida con lo que realiza”, indica el doctor Schultz.

Los equipos de trabajo son un pilar fundamental, pero también es crucial contar con instrumentos tecnológicos acordes a los tiempos de hoy y a las demandas de los pacientes. La mamografía es el examen inicial para un diagnóstico precoz del cáncer de mama, y el Hospital Regional de Valdivia tiene un mamógrafo digital de primera generación, lo que permite grabar imágenes con la mejor resolución.

Otro de los instrumentos principales con los que cuenta el hospital son  aceleradores lineales, dispositivos utilizados para dar radioterapia a los enfermos con cáncer, contando el servicio de Oncologia con dos de estos.

“El servicio de Oncología de este hospital hace la radioterapia al sur de Chile. Tenemos pacientes de varias regiones que se tratan acá, no sólo de cáncer de mama, sino también de otros tipos de cáncer. Esto se debe a la calidad instrumentaría del hospital, que es una de las mejores de la zona sur del país”, asegura Schultz.

El cáncer de mamas es una enfermedad que puede llegar a ser mortal, pero que tiene altas probabilidades de recuperación si es descubierta de manera temprana; esta enfermedad puede afectar a cualquier mujer que tenga o no antecedentes familiares, es por esto que es de vital importancia realizar un examen a tiempo.

El índice de mortalidad de esta enfermedad es de aproximadamente 40 %. Al respecto, el doctor Carlos Shultz afirma que la tasa de incidencia global de Chile refleja lo que se está realizando en la región: “En la región de los Ríos, alrededor de 150 mujeres por año se enferman de cáncer de mama, nosotros operamos aproximadamente este número de pacientes todos los años. Una vez tratada, la paciente no desaparece de este policlínico, existe un seguimiento, pues esta unidad se enfoca en la pesquisa, tratamiento y seguimiento del cáncer de mama, por lo cual todos los años tenemos 150 nuevas pacientes que tratar”.

Una mamografía puede salvar tu vida

No todos los cánceres de mama son iguales, razón por la cual el tratamiento debe ser personalizado. Los pacientes se dividen entre los que tienen mayor riesgo de tener cáncer, es decir quienes tienen antecedentes familiares, y los que no tienen ningún historial familiar.

Las recomendaciones del equipo de la Unidad de Patología Mamaria (UPM), para quienes no tienen antecedentes familiares de cáncer de mama, es realizar una mamografía cada año a partir de los 40 años de edad. Sin embargo, este examen también es una opción para mujeres más jóvenes.

En cambio, para aquellas mujeres que tienen un alto riesgo de tener cáncer de mamas, por ejemplo debido a antecedentes familiares directos, madre o hermana, va a depender de la edad en que se presentó el cáncer de mama, el momento en que deben comenzar las familiares a realizarse la mamografía, todo conversado antes con un profesional.

Las mujeres chilenas entre los 50 y 59 años afiliadas a Fonasa, tienen el beneficio  de hacerse una mamografía cada año sin costo. Según estimaciones, este beneficio es sólo ocupado por el 30 % de las mujeres, por lo que se desaprovecha la oportunidad de detectar la enfermedad a tiempo si es que se llegase a tener alguna anomalía y así la posibilidad de tener luego un tratamiento oportuno.

“Existe falta de información al respecto de la mamografía. Se sabe que es un examen para detectar el cáncer de mama, pero no se menciona que es el único análisis que logra detectar el cáncer de mama precoz, pues esta enfermedad se detecta por medio de imágenes, por lo tanto un examen a tiempo puede salvar una vida”, recalca el doctor Carlos Schultz.

La autopalpación no sirve para hacer un diagnóstico precoz del cáncer de mama, pues los nódulos son palpables recién cuando tienen alrededor de 2 centímetros, lo ideal es detectarlos antes de que alcancen este tamaño, lo cual sólo es posible con una mamografía. Es por esta razón que la Unidad de Patología Mamaria (UPM) llama a las mujeres mayores de 40 años a realizarse este examen anualmente y prevenir de esta forma este tipo de cáncer.