Bancada DC respaldó rechazo a 3,2% de reajuste a sector público e insistió en congelar rentas superiores a cuatro millones

Los diputados de la Bancada DC no respaldaron el monto propuesto por el Gobierno como reajuste al sector público, de 3,2%, insistiendo, además, en congelar las rentas superiores a los cuatro millones de pesos y aplicar el reajuste inversamente proporcional que presentaron formalmente al Gobierno hace más de un año.

Si bien el proyecto fue aprobado en general por 59 votos a favor, 3 en contra y 37 abstenciones, éste fue aprobado de acuerdo al informe emanado de la Comisión de Hacienda, el cual no incluía los artículos referentes al porcentaje de reajuste (guarismo 3,2%), el Bono Especial de 100 mil pesos y el tope salarial de 6 millones de pesos para adquirir el beneficio.

patricio-vallespinAnte esta compleja situación, el diputado Patricio Vallespín aseguró que «desde un principio planteamos que aquí había que dar una señal muy clara, dejar absolutamente congelados los reajustes de todos los funcionarios que ganan más de cuatro millones de pesos, y poder aumentar significativamente el reajuste de las rentas más bajas, y por esto como Bancada de la Democracia Cristiana hemos rechazado el guarismo de reajuste y también el monto de los bonos, que es claramente muy inferior al de otras oportunidades».

Vallespín agregó que “hay que poner más donde más se necesita, pues hay funcionarios públicos que hoy día viven bajo la línea de la pobreza, eso es inaceptable. El gobierno tiene que ayudar a corregir las desigualdades y no a profundizarlas, y en este sentido, nuestra Bancada le ha entregado al gobierno hace más de un año, un proyecto de acuerdo que redactó el diputado Morano, que planteaba un reajuste inversamente proporcional, es decir, congelar las rentas más altas y poder ir mejorando sustantivamente las rentas más bajas para poder ir cerrando la brecha entre los que ganan más y los que ganan menos en el sector público».

El legislador dijo que “en un principio, propusimos congelar el reajuste de dos millones hacia arriba, el gobierno planteó de seis millones. Y luego estuvimos dispuestos a allanarlos a cuatro millones, y el gobierno ofreció congelar sobre 4 millones 800 mil, una indicación que ofreció pero que nunca materializó, porque además lo hizo bajo la condición de que nosotros aprobáramos todo el resto del proyecto, es decir, el guarismo que es claramente insuficiente el porcentaje de reajuste a nuestro entender, y además que aprobáramos el bono de termino de conflicto que también nos parecía insuficiente, por lo tanto era una indicación insuficiente y condicionada que nunca se materializó». 

Finalmente, sostuvo que «ya está bueno de siempre buscar una excusa para no mejorar las condiciones de quienes ganan menos. Cuando hay tiempo de vacas gordas es porque hay que ahorrar para el tiempo de vacas flacas, y cuando hay tiempo de vacas flacas es porque hay que ajustarse el cinturón, nosotros no queremos que el cinturón de ajuste con quienes ganan menos, hagamos un esfuerzo de que se ajusten el cinturón con quienes ganan más».