WWF Chile apoya recurso judicial presentado contra anulación de Norma de Calidad Ambiental del río Valdivia

La organización de conservación WWF Chile llamó a proteger el río y valoró la presentación de un recurso de casación por parte del Ministerio de Medio Ambiente –a través del Consejo de Defensa del Estado– que busca invalidar la sentencia que anula el decreto de la Norma Secundaria de Calidad Ambiental para la cuenca del río Valdivia.

Rio_Valdivia

“Creemos que es imprescindible contar lo antes posible con esta norma, que apunta a mantener o mejorar la calidad del agua y conservar los ecosistemas acuáticos continentales sin afectar el desarrollo económico de la región. Por el contrario, se trata de una oportunidad para que los usuarios del agua y quienes estamos interesados en su conservación podamos dialogar y llegar a consensos en torno a la gestión del recurso hídrico bajo una mirada de sustentabilidad”, explicó Laura Catalán, encargada de Agua y Biodiversidad de WWF Chile.

“El agua es la fuente de toda la vida, pero hoy está amenazada a nivel global. Sólo el tres por ciento del agua en el planeta es dulce, y sólo el uno por ciento está disponible para el uso humano”, explica la profesional. Por este motivo, WWF trabaja en todo el mundo para proteger los ecosistemas de agua dulce y mejorar el acceso, la eficiencia y la asignación de recursos hídricos para las personas y el medio ambiente, lo que es crucial para salvar la mayoría de los sitios y especies prioritarias y reducir el impacto de la huella hídrica de la humanidad

En esta línea, WWF Chile implementa en la cuenca del río Valdivia su Programa de Conservación de Agua Dulce, dado que presenta diversas cualidades que la hacen relevante en términos ambientales y sociales. Particularmente destacan los servicios ecosistémicos que provee, partiendo por ser la principal fuente de provisión de agua para consumo humano de toda la población de Valdivia. Además del uso para riego y otras actividades productivas, que proporcionan: alimento, madera, leña, espacios turísticos, y recreativos, entre otros. Cabe destacar, además, la gran cobertura de bosque nativo que rodea la cuenca, así como el circuito Siete Lagos, que posee un alto valor ambiental y turístico.

Asimismo, la cuenca presenta un alto endemismo, que se grafica especialmente en la presencia de tollo de agua dulce (Diplomystes camposensis), pez que solo se encuentra en este lugar y que actualmente está en peligro de extinción, así como también la recientemente descubierta especie de monito del monte Dromiciops mondaca, que también es única en los bosques de esta cuenca. A lo anterior se suman la carismática especie nativa huillín (Lontra provocax) que habita en algunos tramos del río San Pedro y desarrolla su ciclo de vida en torno a la ribera.

La necesidad de conservar las cuencas y sus especies debe ser priorizada, según  lo muestra el Informe Planeta Vivo 2016, recientemente publicado por WWF, que indica que las poblaciones de agua dulce han caído en promedio un 81% entre 1970 y 2012 y en Chile el 95,7% de los 47 peces nativos de Chile se encuentra en alguna categoría de conservación.