La Plaza de Armas donde esculturas de madera son protagonistas

El mejoramiento de la plaza de San Fabián de Alico en Biobío le dio un nuevo entorno a tres obras en madera que son un punto de atracción y que destacan por su buen estado de conservación.

 

Homenaje al Arriero, Conjunto de Piezas de Ajedrez y Nicanor Parra, son las esculturas en madera que destacan en la Plaza de Armas de la comuna de San Fabián de Alico de la Provincia de Ñuble, Región del Biobío y que han permanecido en buenas condiciones, gracias a la protección que le han dado sus vecinos y visitantes.

Estos últimos meses, el principal espacio de encuentro público de los casi 4 mil habitantes de la comuna y de turistas, estuvo cerrada ya que se estaban realizando obras de mejoramiento y mantención.

 

La encargada de Cultura de la Municipalidad de San Fabián, Carmen Gloria Mejías, dijo que “lo más importante de la remodelación de la plaza, fue que se mantuvieron las tres esculturas de madera y todos los árboles, ya que son un gran polo de atracción para los turistas”. 

Homenaje al Arriero fue la primera escultura en madera que se instaló en 1988, donde destaca el tallado artesanal de ganado y su arriero, realizada en una sola pieza. Su escultor, Renato Soto, oriundo de San Fabián, falleció en 2003. 

El Conjunto de Piezas de Ajedrez (2002) y la Escultura de Nicanor Parra (2014), son obras realizadas por el escultor Juan Orellana. La primera tiene 32 piezas del juego hechas con madera de ciprés, con una altura de 95 centímetros. Se han sometido a mantenciones periódicas, porque son utilizadas cotidianamente por los visitantes que juegan en un tablero gigante que está en el piso.

La segunda, se realizó para celebrar los cien años del poeta Nicanor Parra, Hijo Ilustre de la comuna. Orellana desarrolló una escultura de una pieza en madera de castaño, con una altura aproximada de 2,5 metros. «Este tipo de madera se pone negra a la intemperie, pero no se pudre ya que es muy resistente a las alteraciones si se deja al aire libre. Tiene color amarillo con toques oscuros y antiguamente era común usarla en los cimientos en la construcción de casas”, resalta el artista.

Orellana agrega que como escultor prefiere trabajar en madera, porque considera que se puede lograr mejor las expresiones de los rostros y manos. “Al vivir en la zona, he podido conocer su comportamiento desde el árbol”, apunta.

Las obras en madera de la plaza ahora están acompañadas por un remodelado escenario cívico, pileta de agua, un sombreadero para puestos de artesanía, luminarias, asientos, estacionamientos para bicicletas, entre otros. 

Maximiliano Yáñez, vecino del sector, manifiesta que “nuestras esculturas son muy importantes y es un complemento de los variados atractivos que hay en la comunidad de San Fabián”. 

Cristian Chandía – Jefe de comunicaciones regionales Corma Bío Bío