Emprendedoras de la pesca artesanal darán valor agregado a sus negocios

Las capacitaciones correspondientes al programa +Capaz Mujer Emprendedora de la Pesca Artesanal, y correspondieron a las áreas de artesanía, gastronomía, turismo e intereses especial y valor agregado de los recursos del mar. 

60 mujeres emprendedoras de la pesca artesanal de Niebla, Mancera, Mehuin y Valdivia podrán dar valor agregado a las actividades de recolección de algas, el uso del cochayuyo, faenamiento, envasado y comercialización de pescados, puestos de venta de productos del mar, entre otros.

Ello tras convertirse en gestoras de emprendimientos gracias al aporte en capacitación otorgado por el programa +Capaz Mujer Emprendedora de la Pesca Artesanal, que impulsaron el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE en convenio con el Fondo Fomento de la Pesca Artesanal del Servicio Nacional de Pesca, SERNAPESCA.

Según la directora regional del SENCE, Loreto Cerda, “hemos culminado un período importante para este servicio, un proceso de formación impulsada por el gobierno de la Presidenta Bachelet que otorga capacitación y financiamiento para las mujeres de la pesca artesanal que buscan dar valor agregado a sus emprendimientos con recursos del mar”, señaló la autoridad.

Los 4 cursos de capacitación dictados en la Región de Los Ríos tuvieron una duración de 100 horas, con una inversión superior a los 33 millones de pesos, e incorporó un subsidio de herramientas de 300 mil pesos, destinado a fortalecer el modelo de negocios que las participantes desarrollaron en el transcurso de la ejecución del plan formativo.

Mujeres de la pesca

En las ceremonias realizadas en las localidades de Niebla y Mehuin, las representantes de los cursos contaron detalles sobre sus emprendimientos y cómo lo mejorarán gracias a lo aprendido.

Proveniente de la Isla de Mancera, la emprendedora recolectora, Patricia Madrid Bravo, describió la experiencia como “una gran oportunidad que promueve además la equidad de género y la igualdad en la sociedad. Esta capacitación nos impulsa a mejorar las materias primas obtenidas del mar, en mi caso, me dedico a la elaboración de harina de cochayuyo con la que preparo galletas, pan y sus derivados. Lo más gratificante es ver la recepción de los niños de este tipo de productos” valoró la alumna.

Mientras que en Mehuin, la alumna egresada del curso gestión de emprendimientos, Julieta Vega, dijo que “esta es una experiencia maravillosa para nosotras, fuimos alumnas que cumplimos nuestra meta, damos las gracias por pensar en las mujeres de la pesca artesanal. Estamos saliendo adelante y con las herramientas que nos entregaron, una mano para poder emprender y llevar aporte a nuestros hogares” finalizó.