Servicio de Salud Chiloé entrega recomendaciones post terremoto

Problemas para dormir, inapetencia, ansiedad o angustia son algunos de los síntomas que pueden afectar a la población luego de un evento como un terremoto. Sin embargo, esta sintomatología a juicio de la referente del Salud Mental del Servicio de Salud Chiloé, la Psicóloga Evelyn Alvarado, son reacciones normales frente a situaciones como estas, por ello no deben asustarse. Lo importante, explicó la profesional, especialmente con los niños es mantener las rutinas:

“Con eventos como estos muchas veces se alteran las rutinas por ello se recomienda mantener los horarios de comidas, de dormir y las actividades recreativas ahora que están de vacaciones. Los niños no necesariamente expresan que están con miedos, a veces no tienen lenguaje para hacerlo, pero uno podrá observar que están más ansiosos y que les cuestas dormir, muchos de los niños pedirán dormir nuevamente con los padres, señalando que no quieren dormir solos”.

Entre las recomendaciones entregadas por la psicóloga explicó, está no exponerlos innecesariamente a las noticias por televisión que a veces son muy sensacionalistas y pueden afectarlos.

En el caso de los adultos, la psicóloga, sugirió limitar el consumo de noticias por televisión, recomendando informarse por prensa escrita y radios locales y provinciales.

“Necesitamos que la gente esté informada, pero en Chiloé considerando los territorios insulares y considerando que la vinculación de las islas pequeñas con las radios es muy importante, recomendamos hacerlo por estas vías”.

Muchos de los habitantes de Chiloé son adultos que vivieron el terremoto del año 60. Este grupo, según la psicóloga Evelyn Alvarado, es especialmente vulnerable.

“Aunque uno pudiera pensar que vivieron lo más grande y que esto no es significativo, sí es significativo para ellos ya que les revive traumas y no necesariamente están mejor preparados. Por ello recomendamos escucharlos, hablar y acoger lo que sienten.

“La idea es no tomar medicamentos, no es bueno tomar inductores del sueño ni tranquilizantes porque necesitamos tener personas alertas que puedan reaccionar frente a un evento, más bien privilegiar el consumo de productos naturales que ayudan a dormir y tranquilizarse como infusiones de melisa o manzanilla”

La red de salud está preparada, y está a disposición de los usuarios atenciones médicas, social o psicológica.

Hemos observado muy bajo número de consultas de salud mental a los servicios de urgencia por trastornos de pánico o crisis ansiosa.

Como Red, explicó Evelyn Alvarado, estamos muy contentos por la forma de reacción de la comunidad y agradecidos de la forma tan resiliente en que nuestra comunidad enfrenta las tragedias.

La psicóloga llamó a consultar si siente algún síntoma no habitual en ellos a partir de este terremoto, para que puedan tener acceso a atención de salud mental y recibir la ayuda necesaria para enfrentar la catástrofe”

Recalcó que en estas situaciones no se debe olvidar proteger y cuidar a los niños, niñas y adultos mayores; buscar compañía, conversar y compartir sentimientos con otras personas; lo importante es no evadir el dolor o sufrimiento usando drogas y/o alcohol, ni tampoco automedicarse. Finalmente, no olvidar que entender y apoyar a los demás, aunque cueste hacerlo, es fundamental para salir adelante.

Es relevante entregar al niño tranquilidad, explicar con lenguaje sencillo lo ocurrido, entregar afecto y permitir la expresión de las emociones como el llanto, miedo, tristeza, entre otros.

Nélida Rovagna Johns / Servicio de Salud Chiloé