Intendente del Biobío: “La participación de la comunidad es fundamental para prevenir incendios forestales”

La Región del Biobío es el corazón forestal del país. Pero, asimismo, concentra el 44% de los incendios forestales de Chile. El Intendente de la Región del Biobío, Rodrigo Díaz, resalta que se debe aprender a convivir con este entorno y, sobre todo,a cuidarlo.

El intendente del Biobío, Rodrigo Díaz, valoró los esfuerzos que están desarrollando las empresas forestales para prevenir y reaccionar a eventuales incendios forestales. La autoridad cuenta con antecedentes que indican que esta temporada de verano será muy compleja respecto de la ocurrencia de estos siniestros por lo que todas las acciones que realice el área privada son importantes y se suman a lo que lleva a cabo como Gobierno con las acciones preventivas.

El personero advierte que el mundo público, privado y social tienen un frente común: evitar la ocurrencia de incendios forestales y que, de producirse, se debe minimizar el daño que pueda ocasionar a la población.

¿Cuál es el diagnóstico que tiene el Gobierno Regional sobre la temporada de incendios forestales que estamos iniciando?, ¿Qué escenario prevé?

Los primeros incendios de esta temporada 2016-2017 se registraron a partir de septiembre, principalmente en zonas de interfaz urbano – rural. Desde entonces, el número de siniestros combatidos por la CONAF, ha experimentado un 70% de alza respecto a la temporada anterior, con aumento de 35% de superficie afectada.

Este escenario, como lo previmos, se intensificó debido al cambio climático, donde el aumento de las temperaturas máximas, períodos extensos sin precipitaciones y primavera lluviosa generan más vegetación menor, como matorrales y pastizales. Esto, sumado a la combinación 30 – 30 – 30 (menos de 30% de humedad, 30 o más grados de temperatura y más de 30 nudos de velocidad del viento), hacen que sea una temporada muy compleja.

¿Qué acciones se están impulsando para prevenir y reaccionar?

Como Gobierno, a través del Sistema de Protección Civil, que integra a la ONEMI y la CONAF, tenemos un sistema básico de protección de incendios forestales, en el que coordinamos acciones con distintos actores públicos y privados, tales como Bomberos, empresas forestales, CarabinerosPDI,  Ejército de Chile, gobernaciones y otras.

En esta instancia abordamos todas las medidas preventivas posibles, reforzando la preparación para enfrentar emergencias y minimizarlos daños, principalmente sobre las personas, además, de sus bienes, el sistema  productivo, el funcionamiento de servicios públicos y el medio ambiente.

En cuanto a materia preventiva, tras un estudio de la CONAF regional, hemos implementado durante dos años un programa que identifica a 24 comunas de la Región con mayor ocurrencia de incendios, dentro de las cuales 57 son sectores prioritarios para acciones de prevención.

En ese sentido, se han establecido brigadas de prevención de incendios en las provincias de Concepción, Ñuble y Biobío, las que están integradas por profesionales del área social y forestal, y que nos permiten trabajar mancomunadamente con los vecinos.

¿Cómo evalúael programa de prevención “Firewise” y los recursos humanos y materiales que están disponiendo las empresas forestales para prevenir y reaccionar en caso de siniestros? 

El programa de prevención Firewise, así como los recursos humanos y materiales destinados por las empresas forestalespara la prevención y combate de incendios, son partede este frente común, que es minimizar el daño que puede provocar el fuego, con un ataque oportuno y efectivo. 

Debemos reconocer que en nuestra Región, el Sistema de Protección Civil ha tenido una excelente coordinación con las empresas forestales cuando hemos tenido emergencias. 

¿Qué importancia tiene que la comunidad se involucre en la prevención?

La participación de la comunidad es fundamental. Hemos establecido estas brigadas de prevención en las zonas de interfaz calificadas como de alta ocurrencia. Allí generamos un trabajo estrecho con los vecinos y las municipalidades, para resolver o enfrentar los distintos problemas ambientales de la comunidad.

Un ejemplo de participación ciudadana es la estrategia de trabajo que la CONAF denomina: Comunidades Preparadas. En ésta participan profesionales de California, Estados Unidos,en conjunto con la Brigada de Prevención,en 2 comunidades pilotos: El Santo, en Tomé; y Salto Rehuén, en Mulchén. 

Estos talleres consideraron cómo fortalecer la vivienda contra incendios, el autocuidado, la generación de un espacio de autoprotección, acciones comunitarias de manejo de combustibles, y preparación para enfrentar posibles emergencias derivadas de un incendio.

¿Qué llamado haría este año a la comunidad, a los vecinos?

Principalmente, a tomar conciencia que en la prevención de los incendios forestales todos participamos: por un lado, el Estado a través del Sistema de Protección Civil para generar acciones preventivas y de control de los incendios; y por otro, la misma comunidad, al asumir conductas responsables y a denunciar oportunamente cuando alguien origina un incendio. 

Debemos ser cuidadosos con el entorno, mantener despejados de vegetación los alrededores de las casa. Así como también al salir de paseo no realizar fogatas en lugares no permitidos, no utilizar el fuego en zonas con abundante vegetación y enseñando a los hijos a respetar la naturaleza.

¿Qué cree que ha faltado para hacer entender a las personas la urgencia e importancia de no incurrir en conductas de riesgo?

Que se comprenda que un incendio forestal es un problema que nos afecta la calidad de vida de todos, que pone en riesgo, además de la flora y la fauna, también la vida de los brigadistas, de gente humilde que trabaja en faenas, de familias inocentes.  

Por lo mismo, se ha cambiado de estrategia, trabajando en forma focalizada con las personas a nivel de sectores prioritarios y donde el trabajo ahora se realiza con profesionales del área social, que impartan, con nuevas técnicas, aprendizajes a las personas. 

¿Cuál es el panorama en medios públicos, en la región, para atender los incendios forestales?

En la región, la CONAF cuenta con 25 brigadas; 23 terrestres y 2 helitransportadas. Además de 2 helicópteros, con base en Tomé y Pemuco, puntos estratégicos de la Región para destinarlos a cualquier incendio que requiera ataque aéreo. Esperamos contar con un avión AT-802 para la  

Cada año vamos reforzando los equipos de combate contra incendios, considerando que han aumentado en severidad y en temporalidad de  ocurrencia, pero más se está perseverando en la prevención, porque creemos fehacientemente que con el esfuerzo coordinado de todos, se puede disminuir la ocurrencia de incendios forestales.

En una región forestal, ¿es necesario difundir una cultura de prevención?

La Región del Biobío es el corazón forestal del país. Aquí se centra la mayor actividad de esta área, ya sea en materia de bosques plantados, cosechas, transporte y exportaciones. Pero, asimismo, esta Región concentra el 44% de los incendios forestales de Chile.

Por lo tanto, debemos aprender a convivir con este entorno y, sobre todo,a cuidarlo, replicando en todos los ámbitos de la vida, desde las aulas, en espacios familiares, de trabajo u otros sociales, que el incendio más conveniente es el que no ocurre y que prevenimos.

Cristian Chandía / Corma Bío Bío