Equipos de Francia y España recibieron reconocimiento por su colaboración en el combate de los incendios forestales

El Intendente Rodrigo Dìaz encabezó la ceremonia de despedida de las delegaciones europeas que mañana retornan a sus países.

La última semana de enero, 126 efectivos de Francia y España llegaron a la Región del Biobío para sumarse al combate de los incendios forestales que afectaron a la zona. Ambos equipos pusieron a disposición de la Región del Biobío sus capacidades y experiencia en este tipo de emergencias. Este viernes, el Gobierno Regional, encabezado por el Intendente Rodrigo Díaz, realizó el acto de despedida de estas delegaciones que mañana sábado retornan a sus países.

El primer equipo en llegar a la región fue el conformado por los 56 brigadistas de Unidad Militar de Emergencias, UME, cuerpo integrante de las fuerzas armadas españolas. Luego se sumaron 70 bomberos franceses, pertenecientes a las unidades de las formaciones militares de seguridad civil, las cuales trabajan para el Ministerio del Interior francés y cuya llegada al Biobío fue gracias al compromiso de colaboración realizado por el Presidente de Francia, François Hollande, con la Presidenta Michelle Bachelet.

El Intendente Rodrigo Díaz, dijo que “hoy estamos despidiendo a los brigadistas franceses y españoles que concurrieron a combatir los incendios forestales junto a Bomberos, brigadistas de Conaf, personal de la Armada y del Ejército, y fueron un aporte muy importante. Ellos llegaron la segunda semana del combate al fuego, cuando ya estábamos rodeados de múltiples focos en el Gran Concepción, y también nos ayudaron a relevar parte de nuestra gente que estaba cansada, para que tuvieran un día para reponer fuerza”.

La primera autoridad regional explicó que ambos equipos tuvieron trabajos específicos durante la emergencia: “Particularmente, el personal de Francia estuvo trabajando en Dichato, Tomé, y Menque, luego se fueron a trabajar al sector de los puentes, durante el incendio de caserío Chaimávida. En tanto, la brigada española estuvo combatiendo con mucho ahínco en la protección de la Reserva Nacional Nonguén, por lo que hoy podemos decir que toda la gran reserva natural  de bosque nativo del sector de Nonguén, está sana y salva gracias al trabajo de nuestros brigadistas y del apoyo invaluable de la delegación española. También Dichato y el sector de los puentes están a salvo gracias al trabajo combinado de la delegación francesa y los brigadistas de Conaf”.

En tanto, el director regional (I) de Conaf, Alberto Bordeu, resaltó el trabajo colaborativo de las delegaciones de Francia y España con los equipos técnicos y de brigada de la Corporación, ya que “no sólo nos permitió aumentar nuestra capacidad de controlar los incendios, sino que también aprender entre los tres países formas distintas de trabajo”.

Bordeu explicó que “más allá del tema técnico, nos llevamos el compromiso y agradecimiento hacia estos países hermanos que han traído fuerzas de combate de primera línea y con un gran compromiso y amor por el trabajo realizado. Nuestro agradecimiento para estas dos delegaciones quedará eternamente”.

El jefe de la agrupación táctica de UME, comandante Vicente Franco, dijo que regresa muy satisfecho a su país por haber contribuido al fin de la emergencia. “Nosotros hemos venido desde España a colaborar con un país amigo, que es Chile, para apoyar en todo lo que podamos en la resolución de estos incendios que estaban sufriendo. Nos hemos integrado perfectamente con el dispositivo que tiene Conaf y hemos recibido por la calle muchísimas manifestaciones de agradecimiento, profundamente emotivas, que nos ha hecho sentir un especial placer de estar con ustedes aquí. Hemos llegado a un país amigo y nos vamos con la sensación que dejamos atrás un país hermano”, manifestó.

La ceremonia de despedida de esta delegación consideró la entrega del símbolo patrio de Chile a ambas delegaciones y la entrega de un reconocimiento del Gobierno chileno.

El acto de despedida, realizado en el frontis del edificio del Gobierno Regional, contó con la presencia del jefe de la Defensa Nacional para el Estado de Catástrofe en el Biobío, contraalmirante Marcelo Gómez; el cónsul de España en Concepción, Juan Villanueva; secretarios ministeriales, directorios de servicios, Carabineros, PDI y delegaciones de brigadistas de la Corporación Nacional Forestal.