Familias afectadas por incendios forestales en Región del Bío Bío recibieron recursos para iniciar reparación de sus viviendas

Hasta la ferretería El Águila ubicada en pleno centro de Hualqui llegaron Marta Medina y Sergio Sáez, las 2 primeras familias de la Región en recibir el beneficio del banco de materiales dispuesto por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo para aquellas familias que sufrieron daños parciales en sus viviendas.

En compañía del Seremi Subrogante de Vivienda y Urbanismo, Miguel Angel Hernández, la Directora Regional de Serviu, María Luz Gajardo, y el alcalde de Hualqui, Ricardo Fuentes, Marta y Sergio hicieron efectiva la tarjeta del banco de materiales que entrega el Minvu, iniciando así el proceso de reconstrucción en la zona, en lo que se refiere a la reparación de viviendas.

Miguel Ángel Hernández, Seremi (s) de Vivienda y Urbanismo explica en qué consiste el primer beneficio de reconstrucción y el panorama a seguir. “Estamos iniciando el proceso de reconstrucción con la entrega de la tarjeta de banco de materiales que permite a las personas afectadas de manera parcial por el incendio, con un monto de 50UF comprar materiales para reponer parte de su vivienda principalmente instalaciones sanitarias o algún tipo de construcción que no es daño total. Inmediatamente compran los materiales, los llevan y comienzan a reconstruir su vivienda”. Además agregó que “para las familias con daño total en su única vivienda, el ministerio ha estado trabajando en el catastro y con ello ya comenzamos el llamado para la reposición de la vivienda que se cierra el día 28 por lo que esperamos en el mes de marzo comenzar ya la construcción de las viviendas”.

La Directora del Serviu Biobío, María Luz Gajardo se refiere a la entrega de banco de materiales y los requisitos para adjudicarse el beneficio. “Entendemos que esta medida tiene un doble propósito, por un lado el principal que es la reposición de los daños que hayan tenido las personas en sus viviendas y por otro lado es reactivar las actividades locales que muchas veces se ven fuertemente afectadas por los incendios que tuvimos a fines de enero y que estamos afortunadamente saliendo de ese proceso y entrando al de reconstrucción. Para acceder a este beneficio la familia debe tener un daño parcial en la vivienda, debe tratarse de propietarios con una única vivienda. Como siempre los requisitos de reconstrucción apuntan fundamentalmente a la situación de familias que han perdido el lugar en el que habitualmente viven y desarrollan sus actividades”.

Con el documento los beneficiarios podrán adquirir todo tipo de materiales que permitan recuperar la habitabilidad de sus viviendas, principalmente kits de agua por medio de punteras, tuberías, insumos para reconstruir letrinas, planchas de zinc, maderas, cables e incluso herramientas que sirvan para la reparación de sus hogares.

Marta Medina, del sector la Palma de Hualqui perdió su baño y cañería de agua para lo que comentó que podrá arreglar estos gracias a la tarjeta que le dio el gobierno. “Me va a ayudar mucho porque voy a tener un baño mejor y una ducha queremos hacer. Y vamos a tener mangueras también, porque se me quemaron. La ayuda ha sido rápida, no me los esperaba, ni me soñaba una ayuda así, muchas gracias”.

Para el caso de las viviendas con daño mayor, el Minvu entregará recursos vía asignación directa correspondientes al Programa de Protección del Patrimonio Familiar (PPPF).

En el caso de las 357 viviendas que presentan daño irreparable en la Región de Biobío, se asignará un  subsidio para sectores medios y emergentes que se adecúa a las necesidades de urgencia de los afectados con un monto máximo de 820 UF y viviendas de entre 60 y 140 metros cuadrados aproximadamente.

La solución habitacional definitiva privilegiará la construcción con pertinencia cultural, atendiendo los requerimientos y condiciones de adultos mayores y personas con algún tipo de discapacidad física. Asimismo el beneficio es sólo para aquellas familias que perdieron su única vivienda habitable, descartando así segundas propiedades, casa de veraneo u otras