Por un Valdivia sin cables. Alejandro Catalán Mora, consejero nacional CChC Valdivia

Estamos buscando mecanismos por para que proyecto Red Centro y ordenanza municipal, logren concretarse, pero a la luz de los hechos, podemos concluir que no existe las voluntades para lograrlo

El año 2010 la Cámara Chilena de la Construcción Valdivia entregó al municipio local una Propuesta de Soterramiento de Cables para la capital regional, documento que entregaba alternativas técnicas y legales para que, a través de un Decreto Alcaldicio se definiera una “zona soterrada”. Posteriormente, en el año 2013 el Concejo Municipal de Valdivia aprobó una ordenanza sobre Instalación de Líneas Distribuidoras de Energía Eléctrica, Telecomunicaciones y otros con el apoyo técnico de la Subsecretaría de telecomunicaciones y las empresas de la región.  

Paralelamente, Subsecretaría de telecomunicaciones lideraba el Proyecto Red Centro, que contempla la elaboración de una serie de diseños que permitirán mejorar la gestión del Centro de la ciudad a través de la ejecución de distintas obras, tales como: la automatización de semáforos, y la construcción de un poliducto que permitirá el soterramiento de las redes de electricidad y telefonía existentes en el sector. Este proyecto cuenta desde finales del 2016 con aprobación RS, por parte del Ministerio de Desarrollo Social  y el organismo ejecutor es el SERVIU Los Ríos. Pero aun contando con los recursos, existe la intención de hacer aéreo los tendidos de la semaforización y no soterrado, lo que sería un daño a los anhelos de nuestra ciudad.

Para la Cámara Chilena de la Construcción Valdivia, el tema de soterramiento es de gran interés, es por ello, que estamos buscando los mecanismos por medio de reuniones o mesas de trabajo junto al municipio, organismos públicos y empresas privadas, para que el proyecto Red Centro y la ordenanza municipal, logren concretarse, pero a la luz de los hechos podemos concluir que no existe las voluntades para lograrlo.

Para una ciudad turística como la nuestra es importante contar una política de soterramiento de cables la que debiera contemplar modelos de concesiones. El soterramiento no sólo trae beneficios visuales, sino que también aumenta la seguridad vial, ya que, disminuye la probabilidad de accidentes y reduce las pérdidas asociadas a condiciones climáticas adversas, punto importante en una ciudad de alta pluviosidad y fuertes vientos como Valdivia.