147 familias campesinas de Hualqui, Mulchén y Tomé recibieron recursos del gobierno para reponer pérdidas causadas por incendios forestales  

“Logramos salvar nuestra casa, porque el galpón que teníamos, se nos quemó por completo, con todo en su interior, quedándonos sin nada para el invierno”. Así comienza a relatar su experiencia José Aedo, agricultor del sector La Palma de la comuna de Hualqui, al ser consultado por lo vivido en los incendios forestales de su comuna. Y es que sólo han pasado 3 semanas de aquella experiencia, y el Ministerio de Agricultura, a través de INDAP, ya inició la segunda fase de apoyo gubernamental, que es la entrega de un incentivo o financiamiento compensatorio de $1.000.000 por familia, para que puedan adquirir insumos básicos o materiales para ir levantando de a poco sus sistemas productivos.

Al igual que José Aedo, llegaron 100 familias campesinas provenientes de diversas localidades rurales de Hualqui, a recibir sus incentivos compensatorios, los que fueron entregados en una ceremonia desarrollada en la plaza del sector de Talcamávida.

En la ocasión, participaron el director regional (s) de INDAP, Juan Francisco Hermosilla, la jefadel Área INDAP Concepción, Loreto Merino, la jefa de Dirección de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Hualqui, Alicia Araneda y los equipos técnicos del programa Extensión Prodesal INDAP de Hualqui.

Juan Francisco Hermosilla, director regional (s) de INDAP, explicó a los agricultores, que este incentivo compensatorio busca paliar en parte las pérdidas sufridas en los incendios forestales, entendiendo que no va a solucionar en su totalidad lo siniestrado. “Como ustedes saben son más de 1.500 las familias afectadas en la región y el apoyo que estamos entregando lo aumentaremos de forma gradual, ya que necesitamos catastrar y conocer en detalle las necesidades de cada uno de ustedes; y en base a eso, trabajar unidos en la elaboración de un Plan de Reactivación Productiva”. 

El Director Regional (s) de INDAP, agregó que “al día de hoy se tienen cuantificadas un total de 1.504 familias campesinas de 19 comunas de la Región del Biobío, a quienes –en una primera etapa- se les entregó alimento concentrado y forraje para sus animales y ahora se les está entregando recursos compensatorios”.

Al igual que en Hualqui, en la comuna de Mulchén, Provincia de Bío Bío, específicamente en la Oficina del Sector INDAP Mulchén, se llevó a cabo, durante la mañana de hoy, la entrega de 7 millones de pesos a 7 agricultores afectados por los incendios forestales, provenientes de los sectores Alhuelemu y Selva Negra.

La entrega fue liderada por el jefe del Área INDAP Santa Bárbara, Héctor Villegas, junto la alcaldesa (s) de la Municipalidad de Mulchén, Angélica Sanhueza, junto a las ejecutivas integrales de INDAP, Ingrid Parra y Carolina Vallejos. Tanto el Jefe del Área INDAP Santa Bárbara como la Alcaldesa (s) de Mulchén hicieron entrega de cada uno de los incentivos compensatorios.

Por la tarde, INDAP realizó la entrega de recursos compensatorios en la sede de Lloicura en la comuna de Tomé, donde 40 familias campesinas provenientes de los sectores Los Quillayes, Lloicura, Chillancito, Loma Alta y Millahue, recibieron con gran satisfacción sus incentivos, equivalentes a un total de 40 millones de pesos.

La actividad, contó con la participación del administrador municipal de Tomé, Gustavo Toledo, la jefa regional de Fomento de INDAP Biobío, Gloria Cifuentes, la jefa del Área INDAP Concepción, Loreto Merino, y los equipos técnicos del programa Extensión Prodesal INDAP Tomé.

Entre los beneficiarios, se encontraba la agricultora de Lloicura Bajo, Ernestina Aguayo, quien valoró la entrega de este incentivo, que le va a permitir reponer en parte lo que perdió, como materiales de construcción, siembra de papas y un bosque de pinos.

Gloria Cifuentes, jefa regional de Fomento de INDAP, les explicó a los agricultores que INDAP no los dejará solos, y que a partir de ahora se inicia un proceso de reactivación que implica trabajar unidos en una estrategia que vaya más allá de lo que se perdió con los incendios, “ahora tienen la posibilidad de mejorar o cambiar lo que tenían en sus predios, pensando tal vez, en nuevas alternativas más innovadoras y sustentables”.

Para llevar a cabo esta planificación, INDAP, a través de los equipos Prodesal, comenzó a aplicar una ficha de emergencia productiva, a cada usuario afectado, registrando no sólo las pérdidas productivas, sino además catastrando la situación socioeconómica en la que quedaron.

Prensa Indap Bío Bío